Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

AESA recuerda que hay que conocer la normativa de drones: "no son juguetes"

  • Normativa

dron juguete

Si regalas un dron esta Navidad, o te lo traen los Reyes Magos, debes conocer la normativa de la Agencia de Seguridad Aérea (AESA). El organismo recuerda que "los drones no son juguetes, son aeronaves".

También puedes leer...

Cómo evaluar las opciones de SD-WAN

La Seguridad es Infinity

Gestión de cuentas con privilegios para Dummies

Cómo combatir las amenazas cifradas

Cómo vencer al malware evasivo

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) recuerda a la ciudadanía que "los drones no son juguetes, son aeronaves" y, aunque su uso sea recreativo, es necesario conocer la norma ya que hay que utilizarlos en los espacios adecuados y respetando las medidas de seguridad.

Los drones suelen ser uno de los regalos más demandados de las navidades, por ello, AESA apela a la responsabilidad de los adultos para que expliquen a los más pequeños cómo y dónde deben usar el dron.

Los requisitos de la norma
La norma indica que para volar el dron, siempre tenerlo a la vista, y no volar a más de 120m del suelo. Solo volar de día, en condiciones meteorológicas adecuadas (sin niebla, sin lluvia y sin viento) y en zonas adecuadas para ello, y siempre a 8 kilómetros de los aeropuertos o aeródromos.

Aunque no hay que ser piloto, sí hay que volar con seguridad y bajo supervisión de un adulto. No se puede olvidar, que cada piloto es responsable de los daños que pueda causar su dron. No es obligatorio, pero sí es recomendable un seguro a terceros.

Sólo se puede volar el dron sobre edificios o reuniones de personas al aire libre si pesa menos de 250 gramos y no vuela a más de 20 metros de altura. Si pesa más de dos kilos, no puede volar ni sobre edificios ni personas y tienes que hacerlo en zonas adecuadas para ello, sin poner en peligro a otras personas ni a otras aeronaves en espacio aéreo no controlado.

Solo puede volar de noche siempre que no pese más de 2 kilos y no se superen los 50 metros de altura aunque, si pesa menos de 250 gramos, la altura no puede superar los 20 metros.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos