El Servicio de Salud de Asturias trata de contener el ciberataque contra sus sistemas

  • Infraestructuras críticas

HUCA

Desde la madrugada del viernes al sábado, la Administración autonómica asturiana trata de contener el intento de ataque de ransomware contra su red informática, con impacto en su servicio de salud. Los servicios técnicos del área de Salud trabajan con el Centro Nacional de Inteligencia para remediar el incidente.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

En 2020, el número de ataques a sistemas de salud aumentó un 91% en comparación con 2019, con sonados incidentes de ransomware como los que afectaron al Hospital de Sant Joan Despí  o al de Torrejón de Ardoz.

En 2021 también han sido objetivo de los ciberdelincuentes como queda evidenciado el ataque de ransomware que, desde el fin de semana, afecta a la red informática del Principado de Asturias y que ha afectado a su Servicio de Salud (SESPA), sin que, al parecer, se haya producido una filtración de datos.

El ciberataque ha afectado al sistema de gestión del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), que ha provocado interferencias en sistemas clave en plena sexta ola de la pandemia y en fechas navideñas, como los laboratorios en los que se analizan las muestras de las PCR para diagnosticar el coronavirus, y los sistemas del equipo de seguimiento de contactos estrechos y los del servicio de vigilancia epidemiológico. El incidente impidió, en algunos momentos, tramitar pruebas diagnósticas y complicó la labor de rastreo hasta el punto de que algunos profesionales de descanso tuvieron que incorporarse a sus puestos ayer domingo para descongestionar la acumulación de trabajo, según explica El Comercio. 

Según ha explicado hace escasas horas a La Voz de Asturias el director general de Seguridad y Estrategia Digital del Principado, Javier Fernández, que ha confirmado que se trata de un ataque de ransomware, “estábamos preparados para contener este tipo de ataques y creemos que lo hemos detectado bastante rápido. Todo el trabajo relacionado con medidas de seguridad que se lleva realizando en el Principado es lo que nos ha permitido reaccionar de la mejor manera posible cuando sufrimos una ataque como este”.

El equipo de servicios informáticos de la región, en colaboración con expertos del Centro Nacional de Inteligencia, trabajan en la subsanación del incidente, y en la restauración de los sistemas para recuperar la plena actividad.