Las instituciones sanitarias fueron las más atacadas por ransomware en 2020

  • Infraestructuras críticas

sanidad tecnologia

El número de ataques a instituciones médicas aumentó un 91% en comparación con 2019. Las consecuencias pueden ser devastadoras. El daño total causado por los ataques de ransomware contra instituciones médicas en los Estados Unidos se estimó en 20.800 millones de dólares.

Recomendados: 

Tecnología y Sanidad: Mejora en la atención al usuario Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Por qué adoptar una infraestructura inteligente en la atención médica Leer 

Según el informe Cybersecurity Threatscape 2020 de Positive Networks, el ransomware se utilizó en el 45% de todos los ataques relacionados con el malware lanzados contra las organizaciones. Las instituciones médicas ocuparon el primer lugar en el número de ataques de ransomware (17%), seguidas de las instituciones gubernamentales (16%) y empresas industriales (15%).

En 2020, la estrategia de exigir un doble rescate por descifrar datos y mantener la información robada privada se convirtió en una tendencia real. A lo largo del año, los atacantes crearon nuevos sitios web de ransomware, donde publicaron información robada cuando los propietarios se negaron a pagar un rescate. Estos operadores no sólo chantajearon a las víctimas con amenazas de revelar los datos robados, sino que también realizaron ataques DDoS. Algunos también formaron nuevas alianzas con otros grupos, tratando de beneficiarse de su afiliación con criminales de más estatus.

En 2020, el número de ataques a instituciones médicas aumentó un 91% en comparación con 2019. En la mayoría de los casos, los atacantes utilizaron ingeniería social (66%) y la piratería (21%). El malware se utilizó en el 68% de este tipo de ataques, y el ransomware se utilizó en el 81% de todos los ataques relacionados con el malware contra las instituciones médicas.

La analista de Positive Technologies, Yana Yurakova, señala que, “en medio de la pandemia de COVID-19 y la sobrecarga de los sistemas de salud en todo el mundo, los hackers agregaron leña al fuego al interrumpir la disponibilidad de los sistemas de información médica. Las consecuencias son devastadoras: en 2020, el daño total causado por los ataques de ransomware contra instituciones médicas en los Estados Unidos s estimó en 20.800 millones de dólares. En este campo, no solo importan las consecuencias financieras, sino también la falta de asistencia médica, como ocurrió con Universal Health Services, el Centro Médico de la Universidad de Vermont y un hospital en Düsseldorf, Alemania”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos