La Dark Web se llena de listados de cuentas y carteras de criptodivisas hackeadas

  • Endpoint

amenaza - darkweb

Por poco más de mil euros se puede comprar suficiente información personal para robar la identidad de una persona. Los precios de las cuentas de redes sociales están bajando, mientras que algunas criptocarteras y cuentas de inversión cuestan más que algunas cuentas bancarias.

La Dark Web es una capa de la llamada ‘deep web’ en la que operan ciberdelincuentes que compran, venden y comparten datos robados y herramientas de hacking. Algunos de los principales artículos encontrados a nivel mundial en la Dark Web son pasaportes, identificaciones personales, permisos de conducir, correos electrónicos, datos de tarjetas de pago, números de teléfono móvil, cuentas en línea, inicios de sesión de cuentas bancarias y carteras de criptomonedas, entre otros datos personales. El análisis de un mercado concreto de la Dark Web señaló que sólo en esa plataforma se habían vendido ilegalmente más de 720.000 artículos y piezas de datos por 17,3 millones de euros.

Según la web PrivacyAffairs.com, los inicios de sesión en banca online son sorprendentemente baratos, con una media de sólo 40 euros, y los detalles completos de las tarjetas de crédito, incluidos los datos asociados, cuestan sólo entre 14 y 30 euros. Los hackers pueden adquirir documentos falsos, incluidos permisos de conducir de alta calidad, por 400 euros; documentos de identidad europeos, por 500 euros; o pasaportes, por alrededor de 4.500 euros. Los precios de las cuentas de redes sociales pirateadas parecen estar bajando cada vez más: una cuenta de Facebook cuesta ahora 75 euros, frente a los 65 del año pasado, y el valor de una cuenta de Gmail se ha reducido a la mitad, pasando de 156 a 80 euros.

Los investigadores observaron que para los correos electrónicos hackeados el precio medio a nivel mundial es de 15 euros. Asimismo, se está ampliando el catálogo de servicios, ofreciendo ahora novedades como cuentas de Uber o Ancestry.com -que valen 8 euros cada una- o de eBay: en estas últimas, las que tienen buenas calificaciones pueden alcanzar precios de venta de hasta 1.000 euros.

Los productos de criptodivisas ganan adeptos

Los expertos afirman que los mercados de la Dark Web están repletos de listados de cuentas y carteras de criptodivisas hackeadas, como Coinbase, LocalBitcoins, Kraken, Cex y otras. Una cuenta de LocalBitcoins verificada en EEUU ronda los 350 euros, que se elevan a 610 euros para Coinbase y 810 euros para una de Kraken. Los vendedores están siguiendo estrategias de venta que incluyen ofertas del tipo “compra uno y llévate otro gratis”. También prestan cada vez más atención a su seguridad: prefieren Monero para el pago y el cifrado PGP para las comunicaciones.

Algunas criptocarteras y cuentas de inversión cuestan más que las cuentas de procesamiento de pagos e, incluso, más que algunas bancarias. Con un precio medio de 380 euros, los datos de las cuentas de criptomonedas más cotizadas son los de Binance, seguida de Kraken (373 euros) y de Crypto.com (340 euros).