La industria de ocio y viajes es la más afectada por intentos de fraude en España

  • Endpoint

SAS estudio fraude

Con la adopción masiva de canales digitales para prácticamente todas las transacciones posibles, la tasa de intentos de fraude online creció en 2021 un 9,4% frente a 2020 y un 52,2% frente a 2019. El 62% de los ciudadanos teme especialmente que puedan robar su identidad.

La creciente importancia del comercio electrónico en todo el mundo está detrás del aumento del fraude que sufrieron en 2021 las empresas de envíos de paquetes, un delito que se ha convertido en el de mayor crecimiento en todo el mundo, con una subida del 780%, de acuerdo con el informe global de tendencias de fraude de TransUnion. Según el estudio, en España el fraude en transacciones online creció en 2021 un 47,9% frente a 2019. Si lo comparamos con 2020, el fraude se ha reducido en nuestro país un 4,5%.

Con la adopción masiva de canales digitales para prácticamente todas las transacciones posibles, la tasa de intentos de fraude online creció en 2021 de forma global un 9,4% frente a 2020 y un 52,2% frente a 2019. Además de los fraudes relacionados con los envíos, el robo de identidades y el phishing también han crecido de forma masiva. Concretamente, estos delitos han crecido un 113,8% y un 104,8%, respectivamente. De acuerdo con el informe, el 62% de los ciudadanos teme especialmente que un delincuente sea capaz de robar su identidad.

“Los ciudadanos de todo el mundo han modificado sus patrones de compra y ahora emplean más tiempo en tiendas online; los ciberdelincuentes son conscientes de ello y están aprovechando esta tendencia para centrar sus esfuerzos en esta industria”, afirma Shai Cohen, vicepresidente senior de soluciones de fraude en TransUnion. “Las tiendas online se han adaptado a la ‘nueva normalidad’ a escala global y, por ello, los delitos relacionados con el comercio electrónico han crecido mucho en estos meses”.

El fraude afecta a todos los sectores

Aunque a nivel global el fraude de envíos es el más importante, otros sectores han padecido enormemente los intentos de fraude. En concreto en España, la industria de ocio y viajes sufrió el mayor nivel de crecimiento de transacciones sospechosas de fraude en 2021, con un 74% de incremento frente a 2020. Le siguen las compañías de juegos online, con un aumento del 50,4%, y de logística, con un crecimiento del 34,2%). En el lado contrario de la balanza, en 2021 el fraude se redujo en las industrias de las telecomunicaciones (un 92% menos), de las apuestas (un 32% menos) y de los seguros (un 24,6% menos) frente a 2020.

A nivel global, ocio y viajes y servicios financieros fueron las industrias más afectadas con el fraude online en 2021. En el caso de ocio y viajes, con un crecimiento mundial del 68,4 %, los delincuentes están aprovechando la vuelta a los viajes de la mayoría de los ciudadanos en todo el mundo. El fraude que más afecta a este sector es el que se comete con la tarjeta de crédito (uso de tarjetas falsas o robadas).

El fraude en los servicios financieros es uno de los más importantes a nivel global, con un crecimiento del 33,5%. El tipo de fraude que más afecta a las entidades financieras es el fraude de identidad. Precisamente para reducir este tipo de fraude, muchas entidades han tomado medidas adicionales de seguridad y de autenticación, sobre todo para las aplicaciones de banca online.

“El fraude impacta directamente en los resultados de muchos negocios. Los delincuentes buscan siempre nuevas oportunidades y en esta ocasión las están viendo, concretamente en nuestro país, en los sectores del ocio, los viajes, el juego y la logística”, afirma Javier García de la Torre, director general de TransUnion en España. “Aunque tendría que ser objetivo de cualquier empresa en cualquier sector, las organizaciones que operan en estas industrias deberían considerar el uso de soluciones avanzadas de detección de fraude para poder proteger correctamente a sus clientes y a su negocio”.