Las organizaciones sitúan la ciberseguridad en el centro de sus estrategias de IoT

  • Endpoint

IoT seguridad

Dado que el coste y la experiencia siguen siendo las principales barreras para ampliar la seguridad del IoT, se pide una mayor colaboración del sector para acelerar la adopción. El 96% de las empresas estarían interesadas en un conjunto de pautas sobre las mejores prácticas de IoT.

Recomendados: 

El nuevo paradigma de seguridad para entornos SDWAN Webinar

Lee IT Digital Security (Febrero de 2022) para PC y Mac Leer

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

El Informe de seguridad 2022 de PSA Certified predice que este año marcará un punto de inflexión en la seguridad del Internet de las cosas (IoT), ya que la industria se compromete colectivamente a abordar el retraso histórico entre el ritmo de la transformación digital y la velocidad de la seguridad del ecosistema.

En base a las respuestas de más de mil responsables de toma de decisiones tecnológicas en Europa, Estados Unidos y APAC, el barómetro indica que las organizaciones sitúan la ciberseguridad en el centro de la estrategia y la cultura organizativa de IoT. El 90% de los encuestados ha aumentado la importancia otorgada a la seguridad en los últimos 12 meses, casi 9 de cada 10 consideran la seguridad en sus tres principales prioridades comerciales y el 42% de ellos clasifican la construcción de una "cultura ‘security-first" como su principal prioridad organizacional.

El estudio indica que el aumento de las expectativas de los consumidores y el creciente riesgo cibernético están impulsando el cambio. Desmintiendo el mito de que los consumidores están puramente impulsados por las características y el precio del producto, la mayoría (83%) de los encuestados afirman que buscan credenciales de seguridad específicas al comprar productos conectados. Más de la mitad de los encuestados cree que la implementación de seguridad de IoT hace que las personas sean más propensas a confiar en sus productos, y cuatro de cada 10 afirman que les ayuda a diferenciar su producto, lo que les permite vender y enviar en grandes volúmenes.

Una cultura de seguridad no solo se considera crítica para proteger a las empresas contra el riesgo cibernético, sino que también se reconoce como un impulsor del valor comercial. Casi todos (96%) los responsables de la toma de decisiones tecnológicas dicen que tener seguridad en sus productos tiene un impacto positivo en el resultado final, y casi siete de cada 10 citan que pueden cobrar una prima por la seguridad incorporada.

A pesar de la aceptación casi universal de que la seguridad de IoT es clave, casi un tercio de los encuestados identificaron que el coste los inhibía de implementar una seguridad más fuerte, mientras que el gasto percibido y la falta de ROI eran las mayores barreras para realizar pruebas de laboratorio externas.

El 96% dice que estaría interesado en un conjunto de pautas lideradas por la industria sobre las mejores prácticas de IoT. Los marcos de seguridad y las guías paso a paso se clasificaron como las herramientas más útiles para implementar productos seguros en el mercado, lo que subraya la importancia de la educación y el soporte para dar forma a un IoT más seguro.

Las conclusiones del informe también apuntan a la necesidad de un lenguaje común en torno a la seguridad. Tres cuartas partes de los encuestados buscan credenciales de seguridad específicas cuando compran en nombre de su empresa, pero el 68% admite que no sabe cuál buscar.

Con más de la mitad de los encuestados admitiendo que se confía en la validación interna para certificar las implementaciones de seguridad (59%), la certificación de terceros proporcionará un marcador claro de seguridad en toda la cadena de valor y el 95% está de acuerdo en que puede ser algo valioso para asegurar el IoT. Más importante aún, casi un tercio de los encuestados afirma que los clientes y usuarios finales lo están exigiendo, el 34% encuentra que beneficia la reputación y el 39% piensa que mejora la seguridad del producto.