El mercado global de seguridad IoT crecerá por encima del 22% anual hasta 2026

  • Actualidad

ciberseguridad IoT

Blindar los entornos de Internet de las Cosas es clave para tener una sólida postura de seguridad, y las empresas son conscientes de ello. Así lo constata un estudio de MarketsandMarkets, que pronostica que el mercado de soluciones y servicios de seguridad IoT pasará de mover 14.900 millones de dólares este año a 40.300 en 2026.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

El rápido aumento en el número de incidentes IoT en un sector industrial cada vez más digitalizado pone en evidencia la necesidad de fortalecer la resiliencia cibernética. Esto, junto a la entrada en vigor de nuevas regulaciones en este ámbito y empresas más preocupadas por proteger sus infraestructuras, forman el cóctel perfecto para que el mercado de soluciones y servicios de seguridad vaya a experimentar un importante crecimiento en los próximos cinco años, y más teniendo en cuenta que el desarrollo de infraestructura inteligente y el despliegue de la red 5G impulsará una nueva ola de aplicaciones IoT.

A partir de este planteamiento, los consultores de MarketsandMarkets pronostican que el volumen de negocio que generará la seguridad de estos entornos va a crecer a una tasa anual compuesta del 22,1% entre 2021 y 2026, pasando de una cifra de 14.900 millones de dólares generados este año a 40.300 al final del periodo.

La categoría de mayor peso en este lustro será el de seguridad de red que, por la complejidad de las arquitecturas, está siempre amenazada. Por este motivo, las organizaciones seguirán invirtiendo en soluciones y aplicaciones que protejan todo su ecosistema de IoT. Por tamaño de organización, serán las grandes empresas las que liderarán el gasto. En general, según el informe, estas compañías están redefiniendo sus políticas y arquitecturas de seguridad para incorporar big data en la protección de sus activos críticos, como redes, endpoints, centros de datos, dispositivos y aplicaciones, frente a los ciberataques cada vez más avanzados. En lo que respecta al modo de despliegue de las soluciones, el que más crece es cloud para evitar costes relacionados con el hardware, software, almacenamiento y personal técnico.

En el informe, la consultora identifica una combinación de proveedores claves y emergentes que operan en el mercado, que son los siguientes: Microsoft, AWS, Google, IBM, Intel, Cisco, Ericsson, Thales, Allot, Infineon, Atos, Magiccube, Dragos Security, Claroty, Karamba Security, Vdoo, Forgerock, Ordr, Newsky, Armis, Mobileum, Trend Micro, Sophos, Checkpoint, Fortinet, Happiest Minds, Mocana, Palo Alto, Kaspersky y Entrust.