El riesgo de sufrir una ciberpandemia es una amenaza cada vez más real

  • Endpoint

malware seguridad

Casos de espionaje entre gobiernos, multinacionales bloqueadas y servicios públicos inutilizados se han disparado en los últimos meses. En España una empresa está siendo atacada una media de 1.051 veces por semana, y el 71% de los archivos maliciosos llegan vía email.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer

En un mundo cada vez más digitalizado, no es extraño que Estados, administraciones y empresas trabajen de forma constante a recursos digitales. Debido a esta omnipresencia de lo tecnológico y a medida que la economía se vuelve más digital, Check Point Software Technologies alerta de que se está produciendo una clara aceleración de las amenazas, dejando el campo abierto a una posible ciberpandemia.

“El gran riesgo es que, en una ciberguerra, a diferencia de una guerra convencional, las armas cambian de mano mucho más rápidamente. Así que el riesgo real es que las herramientas utilizadas en el campo de la ciberseguridad van de mano en mano”, explica Mario García, director general de Check Point Software para España y Portugal.

El hecho de que un gran número de los empleados trabaje ahora desde casa presenta un gran riesgo tanto para las organizaciones, como para los Estados. Según el Theat Intelligence Report de Check Point Research, una empresa en España está siendo atacada una media de 1.051 veces por semana en los últimos 6 meses, frente a los 832 ataques por empresa a nivel mundial. Dicho estudio revela que el 71% de los archivos maliciosos en España fueron enviados a través del correo electrónico.

El pasado mes de marzo de 2021, el servicio nacional del del SEPE fue atacado bloqueando los equipos físicos, imposibilitando el acceso y control de la información a su usuario y consiguiendo bloquear sus servicios en uno de los momentos más críticos de la COVID-19. Por su parte, Colonial Pipeline, una empresa que suministra aproximadamente el 45% del combustible que se consume en la costa este de Estados Unidos, fue víctima de un ataque a través del cual los ciberdelincuentes lograron interrumpir todas sus operaciones para poder hacer frente a la amenaza.

Check Point apunta unas medidas básicas para proteger las instituciones de una posible ciberpandemia:

· Prevención en tiempo real: La prevención en tiempo real coloca a una organización en una mejor posición para defenderse de la próxima ciberpandemia.

· Securizar el “todo”: La nueva normalidad requiere que se revise y compruebe el nivel de seguridad y la relevancia de las infraestructuras de la red, los procesos, el cumplimiento de los dispositivos móviles conectados, los endpoint y el IoT.

· Consolidación y visibilidad: Un nivel máximo de visibilidad, alcanzado a través de la consolidación, garantizará la eficacia de la seguridad necesaria para prevenir ciberataques sofisticados. Unificar la gestión y la visibilidad de los riesgos completa toda la arquitectura de seguridad. Esto puede lograrse reduciendo el número de soluciones y proveedores de productos puntuales, así como los costes totales.