6 de cada 10 empresas dan prioridad a la seguridad de endpoints y dispositivos móviles

  • Endpoint

ciberseguridad endpoint

Los cibercriminales van evolucionando y las empresas deben hacerlo también para mantenerse protegidas frente a las nuevas generaciones de ciberataques. Para Check Point, contar con una solución que ofrezca protección integral y multidispositivo es una cuestión de supervivencia.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

De cara al futuro, el 74% de las organizaciones permitirán a los empleados trabajar desde casa o en "modo híbrido" de forma permanente, algo que ha obligado a que los trabajadores utilicen diferentes dispositivos para realizar todas sus tareas. Conscientes de ello, el 59% de las empresas tiene como principal prioridad la protección de los endpoints y dispositivos móviles, según revela una encuesta realizada por Check Point Software Technologies.

En el 46% de las empresas al menos un empleado ha descargado una aplicación móvil maliciosa, según el Security Report 2021 de la compañía. Este dato evidencia que cuantos más trabajadores en remoto se conecten desde diferentes aparatos a la red empresarial, más posibilidades hay de que un cibercriminal consiga introducir una ciberamenaza para poder robar sus datos, archivos etc.

Además, estamos en una etapa de constante transformación tecnológica en la que los ciberataques irán desarrollándose a medida que se vayan implementando de forma masiva las nuevas tecnologías como el IoT, la inteligencia artificial o la infraestructura cloud. Está claro que cuantos más hardware tengan acceso a la red, más probabilidad hay de que alguna aplicación no esté actualizada y aumente el riesgo. Los cibercriminales van evolucionando y las empresas deben hacerlo también para mantenerse protegidas frente a las nuevas generaciones de ciberataques.

Check Point señala que la protección de los endpoints ayudará, sobre todo, a limitar la entrada de vulnerabilidades de los dispositivos individuales conectados. Si un aparato concreto sufre un ataque, el sistema será capaz de bloquear las posibles vulnerabilidades de cada uno de los integrados en la red. Para ello, las empresas necesitan adoptar un enfoque proactivo de la ciberseguridad con capas adicionales de protección, como la detección, bloqueo y prevención de amenazas en la web. Dado que los endpoints están en la primera línea de la defensa de los datos, es fundamental que se tomen todas las medidas necesarias para evitar que se produzcan incidentes en este punto.

Otra de las actividades proactivas imprescindibles es la de proveer de formación en ciberseguridad a la plantilla, ya que de esta manera serán la primera barrera contra cualquier tipo de ciberataque.

“La pandemia ha hecho más vulnerables los puntos de acceso corporativos, puesto que entran en juego más dispositivos en el nuevo formato de trabajo, por lo que tener una seguridad de endpoints sólida y actualizada debe ser una de las prioridades de las empresas este año”, explica Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos