El tráfico de bots maliciosos aumentó un 6,2% en 2020

  • Endpoint

Botnet

Los bots persistentes avanzados, que imitan el comportamiento humano y son más difíciles de detectar, siguieron acaparando la mayoría del tráfico de bots maliciosos el año pasado, que ascendió al 57,1%. El porcentaje de bots maliciosos disfrazados de navegadores móviles creció al 28,1%.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Brechas de seguridad, ¿hay opciones? Webinar

Imperva ha publicado el Imperva Bad Bot Report 2021, su octavo análisis global anual del tráfico de bots en todas las industrias, que revela que en 2020 se registró el mayor porcentaje de tráfico de bots maliciosos (25,6%) desde el primer informe publicado en 2014. Más del 40% de todas las solicitudes de tráfico web se originaron a partir de un bot el año pasado, lo que sugiere la creciente escala y el impacto generalizado de los bots en la vida diaria.

Los bots persistentes avanzados siguieron acaparando la mayoría del tráfico de bots maliciosos el año pasado, que ascendió al 57,1%. Estos bots son responsables de ataques a sitios web, aplicaciones móviles y API. Imitan de cerca el comportamiento humano y son más difíciles de detectar y detener, presentando un desafío único para las organizaciones que quieren mitigar el tiempo de inactividad, reducir el consumo de ancho de banda y mejorar las experiencias para los clientes humanos legítimos.

En 2020, los proveedores de servicios de telecomunicaciones e Internet (ISP) experimentaron la mayor proporción del tráfico total de bots (45,7%). Mientras tanto, la industria de viajes registró el mayor porcentaje de tráfico sofisticado de bots maliciosos (59,7%) mientras que los sitios gubernamentales también experimentaron un aumento de bots involucrados en la adquisición de cuentas, raspado de datos de listados de registro de negocios y registro de votantes.

El porcentaje de bots maliciosos disfrazados de navegadores móviles creció al 28,1% el año pasado, frente al 12,9% de 2019. Imperva Research Labs también observó un crecimiento continuo en el número de ataques lanzados por proveedores de servicios de Internet móvil (ISP) en 2020, una tendencia que continuó por cuarto año consecutivo. Muestra que los bots están evolucionando sus métodos para imitar más de cerca el comportamiento humano.