Más de la mitad de los españoles se han visto afectados por un malware

  • Endpoint

seguridad ataque malware

Hasta el 89% desconoce cómo crear correctamente una contraseña segura, y 4 de cada 5 no la cambia casi nunca. Además, 4 de cada 10 internautas hacen caso omiso de las notificaciones de actualización de sus equipos, y el 88% acepta los términos y condiciones de privacidad.

Recomendados: 

2021, ¿el año de la ciberdefensa? Webinar

Por qué adoptar una infraestructura inteligente en la atención médica Leer 

Aunque a los internautas españoles cada vez les preocupa más su privacidad online, la mayoría lleva a cabo comportamientos de riesgo, principalmente por desconocimiento. De hecho, según los datos de Acierto.com, hasta el 89% desconoce cómo crear correctamente una contraseña segura. Y no solo eso, sino que 4 de cada 5 no la cambia casi nunca, y el 20% lo hace al menos cada seis meses. En este grupo tienen cabida aquellos que lo hacen todas las semanas (un escaso 7%) y los que dejan pasar medio año (el 13%).

Por otra parte, los datos indican que 4 de cada 10 internautas hacen caso omiso de las notificaciones de actualización de sus equipos. Además, hasta el 92% ignora los peligros que estos comportamientos conllevan. A esto hay que añadirle que el 88% de los usuarios acepta los términos y condiciones de privacidad, permisos y cesión de datos personales sin leerlos. Inclusive los de las apps móviles.

Las consecuencias de todos estos comportamientos son fáciles de imaginar: más de la mitad de los españoles se han visto afectados por algún virus informático. Aquí, por supuesto, se incluyen los que suponen el secuestro de equipos y fuga de datos personales. ¿Cómo podemos protegernos entonces? Puesto que la falta de conocimiento se postula como uno de los principales problemas, Acierto.com recaba algunas pautas de actuación básicas.

En primer lugar, hay que crear contraseñas seguras. Una clave segura debería no solo combinar mayúsculas y números, sino también minúsculas y símbolos o signos de puntuación, y contar con más de ocho caracteres de longitud (cuanto más larga, más segura). Además, debería prescindir de datos obvios como el nombre, año de nacimiento, palabras malsonantes y similares. Tampoco es conveniente usar la misma en todos los servicios. Para recordarlas podemos usar un gestor de contraseñas.

Asimismo, formarse y recurrir a los expertos resultará fundamental. En este punto es donde entra el seguro de hogar, muchos de los cuales incluyen entre sus prestaciones asistencia tanto telefónica como a domicilio. Una ayuda que permite resolver dudas y problemas y que se encuentra entre las coberturas más ignoradas.

También es básico mantener el equipo actualizado; optar por conexiones seguras, es decir, evitar Wifis públicas y similares; revisar las políticas de privacidad y configurar las opciones en apps y plataformas sociales; no descargar archivos ni apps de remitentes y proveedores desconocidos; deshabilitar los complementos innecesarios del navegador; y realizar copias de seguridad son otras recomendaciones.

En cuanto a las transacciones online, es recomendable desconfiar de todos aquellos mensajes en cadena a través de WhatsApp que ofrecen suculentas y dudosas ofertas. Este tipo de links pueden no solo redirigir al usuario a portales fraudulentos, falsas páginas de Facebook y similares, sino también descargar un archivo que infecte su dispositivo. Para evitarlo y en los casos comentados, revisar el nombre de la url, verificar que el site se conecta a Internet por el protocolo https y comprobar que cuenta con el sello de confianza de Facebook será clave.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos