Las empresas han sabido reaccionar rápidamente protegiendo el teletrabajo

  • Endpoint

seguridad new

Las empresas que pudieron adaptarse más rápidamente fueron aquellas que estaban preparadas al proporcionar a los empleados equipos para acceder con seguridad a los datos de forma remota, a través de túneles VPN u otros métodos de acceso, como la autenticación multifactor.

La Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia del COVID-19 el 11 de marzo y las organizaciones de todo el mundo se vieron obligadas a acelerar los procedimientos para facilitar el teletrabajo para trabajos que tradicionalmente han sido de oficina. La mayoría de las empresas respondieron rápidamente y pudieron implementar medidas de seguridad tradicionales para respaldar un entorno de trabajo remoto, según los resultados de la Encuesta de Trabajadores Remotos SANS 2020.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

"Esta encuesta muestra que muchas compañías estaban más preparadas para el trabajo remoto de lo que la mayoría pensaba", apunta Heather Mahalik, autora de la encuesta, analista de SANS e Instructora Senior. "Es impresionante que la mayoría haya podido activar y permitir que sus trabajadores ejerzan sus roles actuales desde un lugar remoto cuando estos roles generalmente se desarrollan en un entorno de oficina".

Antes de que se declarara la pandemia, la mayoría de la fuerza laboral no trabajaba desde su hogar. El 68% de los encuestados reconocen que menos del 30% de su fuerza laboral trabajaba desde su casa usando el acceso desde el ordenador a los recursos. Sin embargo, la pandemia ha supuesto un cambio dramático, con el 82% de los encuestados que ahora informan que el 80% o más de su fuerza laboral ahora trabaja desde casa.

"Las organizaciones deben tener en cuenta que pueden surgir pandemias como esta y otras circunstancias que nos obligarán a estar en casa, y debemos seguir trabajando", señala Mahalik. "Proteger los activos es primordial, y las políticas y procedimientos para el acceso seguro deben estar implementados".

Los resultados de la encuesta muestran que las empresas que pudieron adaptarse más rápidamente fueron aquellas que se prepararon al proporcionar a los empleados portátiles y equipos para acceder con seguridad a los datos de forma remota, a través de túneles VPN u otros métodos de acceso, como la autenticación multifactor.

"Hemos demostrado durante la pandemia de COVID-19 que es posible desplegar puestos de trabajo en el hogar", añade Mahalik. “Un aspecto interesante a considerar es cómo puede ser el futuro del trabajo. ¿Se nos exigirá que regresemos a la oficina a tiempo completo? ¿Tiene sentido habilitar una opción de trabajo desde el hogar para los empleados?

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos