Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mitad de los empleados reconocen que relajan la seguridad trabajando desde casa

  • Actualidad

teletrabajo

Según un estudio, la ciberseguridad es menor cuando se teletrabaja por múltiples causas, lo que da como resultado un aumento de los riesgos de ataques y brechas de datos.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

La pandemia originada por el coronavirus ha obligado a empleadores y empleados a adaptarse rápidamente al trabajo remoto y eso hace que no se detecten las malas prácticas en ciberseguridad. Un estudio de Tessian que acaba de ver la luz advierte de que se están corriendo más riesgos y que los datos corporativos pueden verse comprometidos. Ésta es una llama de atención para poner coto a este problema, ya que probablemente el teletrabajo se asentará una vez superado del desconfinamiento, según Gartner. 

El análisis realizado por los investigadores de esta compañía de ciberseguridad, revela que el 52% de los empleados piensan que comportamientos nocivos, como compartir archivos confidenciales por email en vez de utilizando vías más fiables, pasan desapercibidos trabajando en remoto.

Ésta sería una razón por la que lo hacen: que sienten que pueden asumir algo más de riesgo sin nadie observándoles pero, a veces, no ignoran intencionadamente las prácticas de seguridad, sino que en los hogares hay más distracciones. Por ejemplo, tienen que cuidar de los niños o no tienen un lugar de trabajo configurado como en la oficina.

Otra razón que mencionan es que están trabajando bajo presión para hacer el trabajo rápidamente, y esto puede ser bastante habitual en empresas cuyos jefes están acostumbrados al presencialismo.

La mitad de los encuestados aseguraron que habían tenido que encontrar soluciones para las políticas de seguridad a fin de hacer el trabajo de manera eficiente, lo que sugiere que, en algunos casos, las políticas de seguridad se convierten en una barrera demasiado grande para que los empleados que trabajan desde casa se adapten. Aunque esto sea así, los expertos de Tessian explican que, al adoptar soluciones alternativas, los empleados podrían estar poniendo a su organización en riesgo de ser atacada, especialmente porque los delincuentes prestan cada vez más atención a los trabajadores remotos.

Aunque el aumento en el trabajo remoto conlleva retos adicionales tanto para los empleados como para los empleadores, hay una serie de medidas simples que se pueden tomar para aumentar la seguridad sin impedir la productividad. Una de ellas es la autenticación multi-factor, que proporciona una barrera adicional a la defensa evitando que los ciberdelincuentes accedan a las cuentas, y potencialmente a los datos corporativos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos