Crece el volumen de dispositivos de red inseguros en el entorno de trabajo

  • Endpoint

diana-amenaza

Los dispositivos obsoletos tienen, de promedio, el doble de vulnerabilidades por dispositivo en comparación con los que están envejecidos y los actuales, lo que crea un riesgo innecesario. Este riesgo se agrava aún más debido a que muchas empresas siguen sin parchear sus dispositivos.

NTT ha publicado el informe 2020 Global Network Insights, que pone de manifiesto que, a medida que las empresas trasladan sus aplicaciones a entornos multi-nube, muchas optan opten por seguir explotando sus activos de red y ralentizar la inversión en la reestructuración de su infraestructura de red y seguridad. Como resultado, se ha producido un aumento de los dispositivos de red obsoletos y sin parches que contienen vulnerabilidades de software, lo que expone a la organización a ciberamenazas. La investigación determinó que el 47,9% de los activos de red de las organizaciones eran antiguos u obsoletos, lo que representa un enorme aumento con respecto a 2017, cuando esta cifra era sólo del 13,1%.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Los dispositivos obsoletos tienen, de promedio, el doble de vulnerabilidades por dispositivo (42,2) en comparación con los que están envejecidos (26,8) y los actuales (19,4), lo que crea un riesgo innecesario. Este riesgo se agrava aún más, cuando las empresas no parchean un dispositivo o mantienen la versión del sistema operativo durante su vida útil. Y aunque el parcheo es relativamente sencillo, muchas empresas siguen sin parchear sus dispositivos

El brote del COVID-19 y el consecuente aumento del consumo de ancho de banda está poniendo a prueba la red, agravando los desafíos existentes y, en última instancia, creando una tormenta perfecta. Con el aumento del trabajo a distancia, el acceso remoto y el consumo de servicios de voz y vídeo, la seguridad y la infraestructura de red de las organizaciones está bajo una presión insólita.

Según Rob López, vicepresidente ejecutivo de Infraestructura Inteligente de NTT, "en esta 'nueva normalidad' muchas empresas necesitarán, si no se ven obligadas, a revisar sus estrategias de red y arquitectura de seguridad, modelos operativos y de soporte para gestionar mejor el riesgo operativo. La infraestructura de la red tiene que estar adecuadamente diseñada y gestionada para hacer frente a las sobrecargas imprevistas, lo que requerirá una revisión de la nube y de la infraestructura on-premise para reducir el impacto y la frecuencia de las interrupciones críticas para el negocio".

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos