Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sistemas obsoletos y falta de conocimiento, las principales causas de las vulnerabilidades corporativas

  • Actualidad

vulnerabilidad exploit

Una de cada tres empresas todavía utiliza alguna instancia de Windows XP, lo que evidencia que son muchas las que tienen sistemas desactualizados. Si a ello le sumamos la escasez de competencias en ciberseguridad, tenemos un cóctel explosivo, que un estudio de Spiceworks Research identifica como el causante de gran parte de las vulnerabilidades que se producen en los entornos empresariales.

Un tercio de las empresas sigue utilizando al menos una instancia de Windows XP, el sistema operativo de las que discontinuó el soporte a sus versiones más utilizadas (Home y Professional) en 2014, y que desde abril de este año ya no tiene ninguna versión con soporte al llegarle la hora a la edición Embedded POSReady 2009, un sistema utilizado para tareas muy específicas.

El uso de sistemas desactualizados es precisamente una de las principales causas de las vulnerabilidades que se producen en los entornos corporativos, además de la falta de experiencia y conocimiento en seguridad. Así lo concluye un estudio de Spiceworks Research, realizado entre compañías norteamericanas y europeas.

El problema de emplear sistemas obsoletos puede ir incluso a más, recuerda la firma, porque el 79% de las empresas tienen instalado Windows 7, cuyo fin de soporte llegará en pocos meses, en enero de 2020, y un 25% de las empresas reconocen que no tienen planes de migración.

En lo que respecta a la escasez de conocimiento, hay varios flancos. Por un lado, el 53% de las compañías no cuentan con especialistas de seguridad en su plantilla, y un 17% no tienen acceso a experiencia en ciberseguridad interna ni externa y, por otro lado, no se sienten preparados para hacer frente a amenazas comunes. En este sentido, un 27% reconoce que carecen de preparación para responder a filtraciones de datos internos.

Además, el estudio detecta un uso bastante limitado del cifrado de datos, ya que solo un 17% de las empresas participantes emplea esta técnica.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos