La ciberseguridad será la premisa básica de los despliegues cloud en 2023

  • Cloud

cloud nube empresa

Al igual que ha ocurrido en los últimos años, el papel de cloud se verá impulsado a la hora de combinar planes digitales con eficiencia y competitividad. 2023 va a ser un año en el que las empresas van a intentar capturar todo su valor, por lo que irán hacia un modelo 100% en la nube, más automatizado y eficiente, en el que habrá que asegurar que el entorno es seguro para garantizar la continuidad de las operaciones.

  Recomendados....

» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe
» IT Trends 2023 en ciberseguridad  y factores para su despliegue  Webinar
» Work from Anywhere, garantía de perímetro de acceso seguro Leer 

Para los especialistas de Syntax, los presupuestos tecnológicos de las empresas y su reparto se va a ver impactado por el escenario económico complejo, que los proyectos cloud van a estar en los primeros puestos de la lista en las agendas de los CIOs, como base de sus procesos de transformación digital e instrumento clave para sostener sus estrategias de negocio a través de la eficiencia en sus operaciones, capacidad para tomar decisiones y realizar cambios rápidos, y generar una oferta digital que alto valor.

De hecho, fruto de estado de madurez que ha alcanzado el modelo de TI, las empresas se proponen sacar el máximo partido a su potencial. Conocen ya, por los despliegues anteriores realizados, sus ventajas de escala, control de costes, time-to-market y flexibilidad, por lo que ahora buscan la resiliencia estratégica.

En este punto, los expertos de esta compañía explican que capturar el 100% del valor del modelo lleva asociado una apuesta por la migración completa de los sistemas a cloud y la creación de una infraestructura digital que dé soporte a todas las operaciones y procesos estandarizados, además de impulsar una simplificación de las TI. Asimismo, subrayan que estos proyectos serán críticos, por lo que cobrarán relevancia las fases de evaluación y planificación y, por tanto, los servicios de consultoría serán esenciales para lograr una alineación perfecta entre la estrategia cloud y los objetivos de negocio.

Esta será una tendencia dominante en un 2023 en el que las organizaciones van a priorizar también la ciberseguridad de sus infraestructuras. De hecho, el proveedor de servicios gestionados cloud afirma que "en un momento de clara expansión del gasto en transformación digital y también de las ciberamenazas, la seguridad cobra una importancia capital".

La ciberseguridad estará incluida por defecto desde el principio en los proyectos en la nube, de forma que se tengan en cuenta todos los riesgos y variables que impactarán en la solidez de la postura de seguridad empresarial, garantizando la protección de las cargas de trabajo y los sistemas con los que interoperan, su exposición a Internet, y la configuración de los servicios.

La seguridad será premisa básica para desplegar otros proyectos prioritarios como la automatización de procesos repetitivos que reduzcan las tareas manuales en la provisión de los servicios, su configuración y gestión, o lograr la eficiencia técnica y económica de los entornos de infraestructura.

En las tendencias de este año la firma también prevé que parte de las inversiones en cloud vendrán motivadas por la prioridad de reducir las emisiones y ser más eficientes energéticamente. En este sentido, según datos de IDC, la migración de aplicaciones y datos a este entorno permite reducir el consumo de energía hasta en un 30%.