Las herramientas de seguridad tradicionales no están diseñadas para la nube pública

  • Cloud

seguridad nube cloud

Un estudio de Check Point concluye que las herramientas de seguridad heredadas no están diseñadas para las cloud públicas. Un 82% de los encuestados advierte que sus soluciones de seguridad tradicionales no funcionan o sólo proporcionan funciones limitadas en entornos cloud. Este nuevo trabajo profundiza en las preocupaciones de las empresas ante la necesidad de blindar sus despliegues en este modelo.

Las conclusiones del “Cloud Security Report” de Check Point sugieren que la seguridad de las nubes públicas sigue siendo un gran desafío, ya que tres de cada cuatro encuestados declaran estar "muy preocupados" o "extremadamente preocupados" por este asunto. Este reto se vuelve mucho más complejo si se tiene en cuenta que el 68% advierte de que sus empresas utilizan dos o más proveedores de nubes públicas diferentes, lo que implica que los equipos de seguridad a menudo tienen que utilizar varias herramientas de seguridad nativas y consolas de gestión para tratar de garantizar la seguridad y compliance de las normativas en diferentes entornos.

El 52% de ellos consideran que el riesgo de infracciones de seguridad en las nubes públicas es mayor que en los entornos TI tradicionales. Sólo el 17% ve menos riesgos, y el 30% cree que los riesgos son casi los mismos entre los dos entornos

La principal amenaza, según la encuesta, es la mala configuración de la plataforma cloud (68%), que el año pasado ocupaba la tercera posición. Le siguen el acceso no autorizado (58%), las interfaces inseguras (52%) y el secuestro de cuentas (50%).

Independientemente del tipo de nube empleada, un 82% de los participantes en el estudio aseguran que sus soluciones de seguridad tradicionales no funcionan o sólo proporcionan funciones limitadas en entornos cloud, frente al 66% en 2019. Este dato pone de relieve un aumento de los problemas de seguridad en la nube en el último año.

Por otro lado, señalan la falta de personal cualificado (55%) como la mayor barrera para la adopción de esta tecnología, en comparación con el quinto lugar que ocupaba en la encuesta del año pasado. El 46% apunta a limitaciones presupuestarias, mientras que el 37% recalca los problemas de privacidad de datos y el 36% a la falta de integración con la seguridad en las instalaciones.

La preocupación por la seguridad cloud hace que el 59% de las organizaciones tengan planes de aumentar su presupuesto para blindar estos entornos en los próximos doce meses. De media, ya supone el 27% de las partidas presupuestarias que dedican a seguridad.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos