El gasto de las empresas españolas en ciberseguridad creció un 7,7% en 2022

  • Actualidad

Crecimiento

Al término de 2022, las empresas habrán incrementado el gasto en ciberseguridad en un 7,7%, lo que situará la cifra en casi 1.750 millones de euros. Así lo confirma un estudio de IDC España, que pronostica crecimientos de dos dígitos en los próximos años.

  Recomendados....

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security On demand
» Foro Administración Pública Digital: progreso y vanguardia Acceso
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

El incremento de las operaciones digitales de las organizaciones, junto con la sofisticación del cibercrimen, requieren que las empresas adopten un enfoque nuevo en sus políticas de ciberseguridad. Según un estudio sobre el tema de IDC, patrocinado por Seidor, se prevé que el mercado de la ciberseguridad en España crezca un 7,7% en 2022, llegando a los 1.749 millones de euros. Esta cifra estará en torno a los 2.200 millones en 2025, manteniendo ritmos de crecimiento similares cercanos al doble dígito.

Como explica José Antonio Cano, director de análisis de IDC España, “el uso cada vez más creciente de los datos para la mejora de la experiencia del usuario y el avance hacia una organización conducida por datos (data driven), plantea la necesidad de repensar las estrategias de ciberseguridad de las compañías, sobre todo teniendo en cuenta que en 2021 hasta un 90% de las empresas en España sufrieron un ciberataque”.

La gestión unificada de amenazas (11,8%), la integración de sistemas (11,8%) y los servicios de externalización de redes y endpoint (10,6%) serán en este periodo las principales áreas de inversión para las empresas españolas, cuyo objetivo es asegurar el proceso de digitalización que están acometiendo en la actualidad y minimizar el impacto que la transformación del puesto de trabajo supone sobre la gestión de los datos y los procesos de negocio.

Sin embargo, estas prioridades varían según el tamaño de la empresa. Así, mientras que la mediana y gran empresa están centrando sus demandas en la gestión unificada de amenazas, la integración de sistemas y los servicios de externalización de redes y endpoint, las pymes y micropymes están priorizando la protección del punto final (dispositivos móviles, ordenadores, etc.), lo que se conoce como 'modern endpoint', sobre todo entre los subsectores de servicios profesionales y venta minorista, donde la protección del punto final es crítica.

Por sectores, el sector público, junto con el de la distribución y los servicios, serán los que más invertirán en este área.