Diez consejos para garantizar una navegación segura en Internet

  • Actualidad

Seguridad Redes Internet

Más del 62% de la población mundial es usuaria de Internet y este porcentaje supera el 95% en regiones como Norteamérica y Europa Occidental. Amenazas como el phishing, el ransomware, los ataques DDoS o la filtración de datos están a la orden del día, por lo que los internautas tienen que protegerse.

Recomendados 

» Digitalización y Seguridad, motor de innovación del sector financiero Informe

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security Ya disponible

Check Point Software ha compartido 10 consejos imprescindibles que todo usuario de Internet debe conocer para mantener la seguridad cuando navega por la Red:

- No confiar solo en los navegadores para estar protegidos de páginas web maliciosas: los navegadores por sí solos no protegen de todos los ciberpeligros que hay en Internet. Es por ello por lo que hay que tener cuidado y andar con pies de plomo a la hora de navegar. El peligro puede encontrarse en una plataforma de streaming en la que se está viendo una serie o en una página de comercio electrónico… Muchas veces los ciberdelincuentes crean webs similares a las que conocen los usuarios para robarles las credenciales de acceso, datos de una tarjeta de crédito o los contactos de una red social. Para evitarlo es imprescindible comprobar que la URL de la página web es la correcta.

- No reutilizar las contraseñas: es un consejo sencillo, pero efectivo. Tener las mismas contraseñas en todas las aplicaciones y webs es uno de los errores más básicos y peligrosos, basta con que un ciberdelincuente logre descifrar o robar una de ellas para poder acceder a todas las demás y hacerse con todos los datos personales de los diferentes sitios. Lo ideal suele ser combinar ocho caracteres que combine mayúsculas, minúsculas, números y símbolos, para hacerlo más difícil. Es cierto que pueden ser complicadas de recordar y para salvar ese problema se puede usar un gestor de contraseñas.

- Mantener actualizado el software del navegador: se puede llegar a creer que no es necesario llevar al día las actualizaciones, o que incluso ralentizan los dispositivos, pero la realidad es que no instalarlas es una práctica muy peligrosa. Para mantener a salvo un equipo es muy importante tener el software actualizado, ya que corrigen fallos de seguridad que podrían dar pie a ciberataques.

- Desactivar el formulario de autocompletar o la función de recordar la contraseña: puede parecer que esta opción es cómoda y facilita las actividades del día a día, pero hay pocas acciones que entrañen un riesgo mayor. Cuando un usuario almacena en un buscador todos sus datos le está haciendo la vida más sencilla a los ciberdelincuentes, ya que si alguno logra vulnerar un dispositivo rellenará las claves de todas las apps automáticamente por ellos. Lo correcto en ciberseguridad es poner siempre uno mismos el usuario y contraseña cada vez que se quiera acceder a una aplicación o página web.

- Ejecutar un software antivirus y analizar los archivos antes de descargarlos: esta protección es imprescindible, ya que, a pesar de tomar todas las medidas correspondientes, siempre se puede colar un archivo malicioso por un error humano. Por ello, es vital tener un antivirus instalado que analice las descargas y las rechace en caso de que puedan ser fraudulentos.

- Utilizar HTTPS: las páginas webs que comienzan con estas letras tienen Certificado SSL y cumplen con los estándares de seguridad. Mantiene la conexión segura a Internet y protege la información que se envía entre dos sistemas. También suelen incluir un candado verde al principio del enlace.

- Revisar regularmente los extractos bancarios: cada vez es más común que una persona o si no su banco sea víctima de un ciberataque. Si esto sucede probablemente los atacantes hayan obtenido las claves o datos de un usuario. Una vez conseguida pueden o bien acceder a una cuenta y realizar compras con la misma o vender las credenciales por la Darknet. Por eso es muy importante revisar con regularidad los cobros que se hagan a una tarjeta bancaria para tener la seguridad de que todo está en orden.

- Evitar las redes Wi-Fi públicas o gratuitas: este tipo de redes no tienen ningún tipo de protección y puede conectarse a ellas cualquier persona, incluso un ciberdelincuente. Al estar presente en una Wi-Fi sin ningún tipo de seguridad, un atacante puede acceder a todo lo almacenado en el mismo, y es por ello que hay que pensárselo dos veces antes de conectarse a una de ellas.

- Leer las políticas de privacidad: es cierto que puede ser tedioso y pesado, pero todo el contenido relacionado con el hecho de lo que las empresas harán con nuestros datos está escrito en sus líneas y es un gran error no informarse; desde dónde se almacenarán, hasta qué uso van a tener y si son comerciales o no y con qué fin los recopilan.

- Activar el bloqueador de ventanas emergentes: hay muchas páginas webs y aplicaciones que al acceder a ellas bombardean con publicidad. La gran mayoría de ellas son ciberestafas, y con la simple instalación de un bloqueador no aparecerán más en el dispositivo, evitando con ello una gran cantidad de peligros.