Medidas indispensables para navegar por una Internet más segura

  • Actualidad

Seguridad Redes Internet

Con más de 1.700 brechas de datos privados registradas a lo largo del año pasado, la seguridad sigue siendo una asignatura pendiente para el buen uso de las tecnologías digitales, principalmente fundamentadas en el acceso y uso de Internet. Con motivo del próximo Día Mundial de la Internet Segura, repasamos con VU las medidas necesarias para reducir el riesgo de ser víctima de un ciberdelito.

Recomendados: 

Lee IT Digital Security (Febrero de 2022) para PC y Mac Leer

14 Predicciones de Ciberseguridad para 2022 Leer

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

Para reducir el riesgo que implica el entorno digital, hay una serie de buenas prácticas que debemos seguir. Las ha reunido VU, especialista en métodos de verificación de identidad, en forma de consejos:

-- Realizar copias de seguridad periódicamente. Los atacantes del entorno digital son los más interesados y especializados en aprovecharse de la situación especial del trabajo remoto. Con un vector de ataque dirigido peligrosamente a intervenir las plataformas de teleconferencias, es importante realizar copias de seguridad de manera habitual y con especial cuidado de los archivos que contengan información de mayor valía. Al realizar este guardado adicional de los datos de interés alojados hasta ahora en los dispositivos conectados, se estará evitando su secuestro digital (malware de ransomware) en caso de un eventual ataque no bloqueado.

-- Conectarse sólo a través de una red segura. Al menos uno de cada diez usuarios admite conectarse a Internet a través de una red ajena, como la proporcionada por un lugar público o un vecino cercano a la vivienda, y el 37% de los trabajadores remotos le presta su portátil del trabajo a terceros, ya sean amigos o familiares. Sin ninguna duda, la mejor opción para trabajar desde casa es utilizar una red WiFi privada, con clave tipo WPA2 y con una contraseña alfanumérica lo más larga y compleja posible. Se obvia que hay que evitar usar los equipos profesionales, que contienen información empresarial, para hábitos domésticos, como son las compras online, jugar a videojuegos conectados a servidores masivos o navegar libremente porIinternet.

-- Utilizar otros métodos aparte de la contraseña para iniciar sesión. Además del clásico usuario y contraseña, y siempre que sea posible, se debería implementar un segundo factor de autenticación o token. El más común es el código que llega a tu teléfono a través de un mensaje SMS, el denominado token móvil. En algunas aplicaciones además es posible configurar el inicio de sesión utilizando factores de biometría personal, como son la huella dactilar, el reconocimiento facial y el de la voz.

-- Llevar a cabo las sesiones de videoconferencias en ámbitos privados. Lo recomendable es evitar tener reuniones remotas cerca de ventanas y, sobre todo, en lugares públicos de espacio compartido. Puede parecer un consejo que fomenta la paranoia pero, según el especialista, nuestros hogares no están aislados sonoramente como los despachos de reuniones de las oficinas. Además, nunca se sabe quién puede estar escuchando y qué información interesa sustraer.

-- Evitar mostrar las contraseñas. Hay un motivo por el cual es habitual ver personas que tapan tanto la cámara como el micrófono de su ordenador cuando no le están dado uso. Los hackers pueden infiltrar software espía y tomar el control de la cámara de un dispositivo sin que se percate el usuario, por lo cual es importante que no haya información sensible al alcance de la cámara en ningún momento. Tampoco es conveniente que dictes nombres de usuario, contraseñas o datos bancarios, como puede ser el número de una tarjeta de crédito, cerca del ordenador. Y mucho menos que compartas estos datos en las redes sociales. Aunque nos encontremos en un ambiente íntimo como es el de nuestro propio hogar, sigue siendo necesario prestar especial atención a este tipo de acciones.