El 79% de las medianas empresas tiene como objetivo mejorar la ciberseguridad y la gestión de riesgos

  • Actualidad

ciberseguridad 9

La seguridad es una de las tres principales prioridades tecnológicas de las medianas empresas en 2022, según Gartner. La inversión en soluciones en este ámbito puede verse penalizada en 2023 por la elevada inflación y el contexto de incertidumbre.

La seguridad y la gestión de riesgos, las estrategias de aplicaciones e integración, y las de infraestructura, cloud y operaciones son las tres principales prioridades tecnológicas para las medianas empresas en 2022, según una encuesta reciente de Gartner, realizada entre 134 responsables de TI de este tipo de organizaciones.

Según la firma de análisis, estas empresas están cambiando su política de inversiones e incluso aumentando sus presupuestos para financiar sus principales prioridades tecnológicas. Sin embargo, los cambios que se están produciendo en estos ámbitos complica la selección de nuevas herramientas, lo que requiere que los líderes tecnológicos activen rápidamente las inversiones para generar valor en el tiempo.

La inflación afectará los presupuestos en 2023
Por su tamaño y la escala de las operaciones, las medianas empresas suelen ser las primeras en sentir los efectos de la inflación y son las más susceptibles a experimentar impactos negativos a largo plazo, por lo que los responsables de tecnología pueden ver afectadas sus partidas presupuestarias para 2023.

La respuesta más común de estas compañías ante la inflación suele ser subir los precios y optimizar costes, en lugar de realizar nuevas inversiones. Sin embargo, según Gartner, en una mediana empresa típica, el gasto en TI representa de media el 4,7 % de los ingresos totales, lo que deja poco espacio para los esfuerzos de optimización de costes.

El consejo de sus analistas es que en tiempos de incertidumbre económica , las inversiones digitales deben alinearse con la prioridad comercial y respaldar las estrategias financieras de flujo de caja. "Las medianas empresas pueden sortear la inflación de manera más eficaz al racionalizar sus carteras de tecnología mientras invierten en soluciones que generarán beneficios financieros o de productividad para TI, empleados y clientes”, explica la firma.