Cuatro de cada diez empresas admiten un problema de violación de la privacidad o un ciberincidente relacionado con la IA

  • Actualidad

Ciberseguridad inteligencia artificial

La adopción de la inteligencia artificial está en auge, ligada a los proyectos de automatización de de las organizaciones. Las empresas no ven que la seguridad o la privacidad sean un freno a la hora de abordar sus proyectos. Sin embargo, el 41% de las organizaciones informaron que anteriormente habían tenido una vulneración de la privacidad de la IA o un ciberincidente.

Las empresas están avanzando en la utilización de la inteligencia artificial (IA) como parte de sus estrategias de automatización, que son cada vez más importantes en los procesos de transformación digital y se ven impulsados desde la alta dirección. De hecho, una reciente encuesta de Gartner indica que el 80% de los ejecutivos creen que la automatización se puede aplicar a cualquier decisión comercial. 

Sus resultados llevan a los analistas de la firma a señalar que las empresas se están alejando de un enfoque puramente táctico de la inteligencia artificial hacia uno más estratégico. “Por ejemplo, un tercio de las organizaciones están aplicando IA en varias unidades comerciales, lo que crea un diferenciador competitivo más fuerte al respaldar las decisiones en los procesos comerciales”, asy están comenzando a aplicar la IA de manera más estratégica”, explica Erick Brethenoux , uno de los principales expertos de la consultora en este ámbito.

En todo caso, no significa que sea sencillo. La encuesta, que se llevó a cabo entre organizaciones que han implementado proyectos de IA o tienen la intención de implementar la tecnología en el plazo de tres años, reveló que, de media, el 54% de las iniciativas de IA pasan de piloto a producción. Este es un ligero aumento con respecto a otro estudio realizado por la firma en 2019, en el que el promedio era del 53%.

En este sentido, otra de sus especialistas en este ámbito, Frances Karamouzis, reconoce que “ampliar la IA sigue siendo un desafío importante porque las empresas tienen dificultades a la hora de conectar los algoritmos que están construyendo con una propuesta de valor comercial.

Además, el 40% de las organizaciones encuestadas indicaron que tienen miles de modelos de IA implementados. Esto crea una complejidad de gobierno para la compañía, lo que desafía aún más la capacidad de los líderes de análisis y datos para demostrar el retorno de la inversión de cada modelo.

La seguridad no es un freno
Si bien a menudo se supone que la escasez de talento afecta las iniciativas de IA, la encuesta encontró que no es una barrera importante para la adopción. El 72% de los ejecutivos indicaron que tienen o pueden obtener el talento que necesitan en este campo.

Tampoco son un freno la seguridad o la privacidad, ya que solo el 3% de los ejecutivos las clasifican como barrera. Sin embargo, el 41% de las organizaciones informaron que anteriormente habían tenido una vulneración de la privacidad de la IA o un ciberincidente.

Al respecto de esta cuestión, un 49% señaló que les preocupaba los problemas que pueden provocar los ciberdelincuentes, pero lo cierto es que cuando se ha producido un incidente, la causa ha sido interna en seis de cada diez casos, por lo que Gartner aconseja que, aunque las medidas de detección y prevención de ataques son importantes, los esfuerzos deben centrarse en minimizar el riesgo humano.