Estos son los cuatro riesgos empresariales que acentúa la guerra en Ucrania

  • Actualidad

ciberamenazas

La invasión rusa de Ucrania ha alterado el panorama de riesgos emergentes y requiere que los líderes de gestión de riesgos empresariales (ERM, por sus siglas en inglés) reevalúen los perfiles de riesgo organizacional previamente establecidos en talento, cibersegurida, finanzas y cadena de suministro, según una nueva investigación de Gartner.

Recomendados: 

El nuevo paradigma de seguridad para entornos SDWAN Webinar

Claves para maximizar la seguridad en las aplicaciones y servicios modernos Leer

Lee IT Digital Security (Marzo de 2022) para PC y Mac Leer

Gartner aconseja a las empresas que reevalúen cuatro riesgos organizacionales debido al impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania y, de esta manera, poder definir para ellas estrategias de mitigación.

Las cuatro áreas son las siguientes:

Talento: aunque la principal prioridad en este ámbito es garantizar la salud y la seguridad de los empleados directamente afectados por la guerra, Gartner indica que hay muchos efectos que podrían afectar el bienestar de los empleados en este momento como, por ejemplo, que tengan familiares y amigos cercanos en riesgo en la región.

Las comunicaciones internas relacionadas con el bienestar de los empleados deberán calibrarse cuidadosamente y distribuirse con mayor frecuencia. “A nivel organizacional, los riesgos de talento pueden manifestarse a través de limitaciones de productividad en la región afectada, así como en la falta de acceso a la gran cantidad de talento de TI concentrado en los países afectados por la guerra”, señala la consultora.

- Ciberseguridad: el potencial de un aumento de los ataques de seguridad durante este tiempo significa que se debe aumentar la frecuencia de los ejercicios de simulación, así como la revisión continua de los protocolos para defenderse contra el ransomware y otros ataques de malware. En este apartado, los expertos de Gartner recomienda que los líderes de gestión de riesgo definan claramente los activos de alto valor de la empresay tengan un plan de respuesta para que la clasificación y la toma de decisiones no se realicen sobre la marcha durante un ataque.

- Finanzas: en caso de la compañía esté expuesta financieramente por su relación con Rusia, los líderes de ERM deben estar en estrecha comunicación con los proveedores de servicios externos sobre la mejor manera de proporcionar y recibir pagos alternativos que no vulneren las políticas de sanciones actuales. Además de la exposición directa a la región, es probable que la guerra continúe elevando los precios de las materias primas clave y sea un factor impulsor de la inflación. Como resultado, los modelos financieros relacionados con ellas necesitarán actualizaciones más frecuentes, mientras que los impactos de las divisas y las tasas de interés probablemente serán más volátiles este año. 

En este punto, el consejo es que los responsables de gestión de riesgos se coordinen con los de otras empresas para para analizar la información de riesgo financiero y preparar estrategias de mitigación a intervalos más frecuentes.

- Cadena de suministro: deben asegurarse también de que sus organizaciones hayan actualizado sus planes de contingencia de proveedores para que reflejen la actual situación, de forma que se pueda identificar y limitar cualquier dependencia de un proveedor concreto. A más largo plazo, los responsables de esta función deben liderar las conversaciones sobre cómo enfrentarán sus empresas la posible escasez de materiales clave, los mayores gastos en los que podría tener que incurrir y las opciones de logística alternativas para obtener materiales y componentes críticos.