Alinear las estrategias de ciberseguridad y de negocio, fundamental para la estabilidad de la empresa

  • Actualidad

ciberseguridad 5

La ciberseguridad ha pasado a ser una prioridad para garantizar la estabilidad del negocio, que pueden ser objeto de numerosos ciberataques. Por eso, es necesario que todos los perfiles se impliquen a la hora de garantizar la protección de los activos corporativos, y que los equipos de seguridad no se queden fuera de la planificación estratégica.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

En sus tendencias para 2022, la consultora estratégica en ciberseguridad, Innovery, destaca que la aceleración de la digitalización en las empresas motivada por la pandemia ha traído consigo una mayor responsabilidad a la hora de proteger los sistemas tecnológicos y las grandes cantidades de información que ahora manejan. Sin embargo, en muchos casos la seguridad aún recibe poca atención por parte de los líderes tecnológicos y se quedan al margen de las estrategias corporativas de TI.

En este sentido, el especialista subraya que es importante potenciar una cultura en la que las empresas tengan una alta percepción del riesgo digital y le den valor a la función de seguridad cibernética.

Para avanzar en esta cuestión, otro de los mayores retos que se presentan consiste en desligar el concepto de que la ciberseguridad es un asunto que compete a perfiles técnicos y no a perfiles de dirección y gestión, lo que provoca en ocasiones que esta área se quede totalmente aislada de la planificación. Para que la seguridad sea una realidad y no solo una sensación, los empleados y las operaciones que se realizan en la empresa a diferentes niveles deben seguir normas de ciberseguridad que sean coherentes con las aplicaciones desplegadas en esta área. En este punto, también queda trabajo por hacer dentro de las empresas en materia de formación y concienciación sobre privacidad y seguridad.

Por otro lado, una tendencia cada vez mejor valorada dentro del ámbito empresarial es la de confiar los sistemas de ciberseguridad a proveedores externos de consultoría y soluciones tecnológicas.

Inteligencia artificial
La inteligencia artificial (IA) confiere la capacidad de enfrentarse a los ciberdelitos mediante la identificación de patrones de comportamiento, lo que le permite detectar posibles anomalías. Esta tecnología cobra mayor sentido al aplicarse en sistemas que procesan enormes cantidades de datos por segundo, en los que la vulnerabilidad es mayor.

De acuerdo que los expertos de esta firma, al igual que se utiliza en otras áreas de la empresa, esta tecnología debe emplearse para combatir las ciberamenazas.