Un 70% de las compañías esperan más ciberataques en 2022

  • Actualidad

Ciberataque, Hacker

2022 será un año intenso en lo que respecta a amenazas de ciberseguridad, según un estudio de PwC para el que ha entrevistado a CISOs, CEOs y altos directivos en 66 países. Siete de cada diez creen que aumentarán en los próximos meses por encima de los niveles históricos de 2021.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

El panorama de amenazas actual está definido por ataques cada vez más sofisticado, con consecuencias más graves para las organizaciones, y esto influye en su percepción. Así lo constata un estudio de PwC que ha consultado a 3.502 responsables de seguridad, CEOs y altos directivos de 66 países (141 españoles) para elaborar su informe “Digital Trust Survey 2022”.

De las respuestas obtenidas se desprende que la opinión generalizada es que 2022 será uno de los años más intensos en cuanto a ciberseguridad se refiere. Con la digitalización, las consecuencias de un ciberataque para una empresa son mayores a medida que aumenta la complejidad e interdependencia de los sistemas, y el 70% de las compañías que han participado en el estudio, espera que los ciberataques aumenten en 2022 por encima de los niveles récord de 2021.

Solo un 10% cree que se producirá una caída, y un 15% que el escenario permanecerá sin cambios, mientras que un 3% afirma que no sabe. El 72% restante estima que los ciberataques aumentarán: un 18%, que lo harán un 5% o menos; un 26%, entre un 6 y un 10%; un 13%, entre un 11 y un 14%, y otro 13%, un 15% o más.

Este riesgo se ve reflejado en sus presupuestos: el 69% de las compañías en el mundo, el 70% en España, prevé aumentar sus inversiones en ciberseguridad, frente al 55% del año pasado, y un 26% (el mismo porcentaje en nuestro país), espera que este incremento sea del 10% o incluso mayor.

Ciberataques que más crecerán
Según el conjunto de los directivos encuestados, los ataques que más crecerán el próximo año son los que tienen como objetivo los servicios en la nube y los ransomware (para el 57% de entrevistados), seguidos del malware descargado a través de las actualizaciones de software y los ataques al software de la cadena de suministro y al correo corporativo (56%).

Los responsables de ciberseguridad españoles coincidieron en señalar a las amenazas a los servicios en la nube como las que más se van a incrementar, seguidas, en este caso, por los ataques a la cadena de suministro.