Desarticulada la rama española de una red europea que vendía pasaportes Covid falsos

  • Actualidad

Covid-19-smartphones

La Policía Nacional ha acabado la rama española de un entramado que proporcionaba pasaportes COVID falsos en la Unión Europea. La organización criminal había captado a personal sanitario que introducía en el registro a quienes requerían, vía mensajería instantánea, las certificaciones falsas, que vendían por precios de entre 200 y 1.000 euros. Se investiga a 1.600 personas que los habrían comprado.

Recomendados: 

14 Predicciones de Ciberseguridad para 2022 Leer

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas, seis en Madrid y una en Barcelona, que forman la rama española de una organización que proporcionaba pasaportes Covid falsos en diferentes países de la Unión Europea.

En el transcurso de la investigación se detectó que la organización criminal, por un lado, había captado a personal sanitario que introducía en el registro a quienes requerían las certificaciones falsas. Además, se continúa investigando por el posible robo de claves de acceso al mismo, claves con las que igualmente registraban a personas no vacunadas para que les constara la pauta de vacunación completa y pudieran obtener la documentación que necesitaban.

Los arrestados se anunciaban en aplicaciones de mensajería instantánea aprovechando grupos de temática negacionista en los que ofrecían tanto pruebas PCR falsas, al precio de 50 euros, como pasaportes COVID falsificados, cuyo coste oscilaba entre 200 y 1,000 euros, según el poder adquisitivo. En total, habrían hecho uso de la inscripción fraudulenta unas 1.600 personas en el Registro Nacional de Vacunación.

Además, los investigadores pudieron constatar que, en la mayoría de los casos, los integrantes de la organización exigían el pago en criptomonedas, a través de cuentas que habían abierto en terceros países para hacer más complicado el rastreo por parte de las autoridades.

Una vez que los implicados percibían el pago los interesados obtenían el código QR en el que constaba la pauta de vacunación fraudulenta. A los dos días podían obtener el pasaporte Covid en el que constaban como recibidas dos o tres dosis.

La operación, que continúa abierta, ha permitido la detección e identificación de los líderes de la organización criminal que operaba desde Francia, cuyos datos ya han sido puestos en conocimiento de las autoridades del país.

La investigación comenzó a principios de enero cuando se detectaron anuncios que ofrecían tanto pruebas PCR falsas como pasaportes COVID falsificados en grupos de carácter negacionista de una aplicación de mensajería instantánea. Los agentes pudieron comprobar que personas integrantes de grupos criminales o intermediarios de estos, se introdujeron en estos grupos para garantizar un “pase de salud” a personas que no estuvieran vacunadas.