Nuevas medidas de la Comisión Europea para reforzar la ciberseguridad de los dispositivos inalámbricos

  • Actualidad

bandera europea

La Comisión ha propuesto medidas para mejorar la seguridad de los dispositivos y productos inalámbricos en el mercado europeo. Si el Consejo y el Parlamento no formulan objeciones, entrarán en vigor tras un período de control de dos meses, aunque los proveedores dispondrán de un período transitorio de treinta meses para empezar a cumplir los nuevos requisitos legales.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

Identificación de ataques web Leer 

La Comisión quiere mejorar la ciberseguridad de los dispositivos inalámbricos disponibles en el mercado europeo, y lo hace tomando medidas a través de un acto delegado relativo a la Directiva sobre equipos radioeléctricos, que entrará en vigor en dos meses si el Consejo y el Parlamento no hacen objeciones al respecto.

Los dispositivos y productos inalámbricos tendrán que incorporar funciones para impedir que dañen las redes de comunicación y para evitar la posibilidad de que se utilicen para perturbar la funcionalidad de los sitios web u otros servicios. Con esta medida, la Comisión intenta mejorar la resiliencia de la red.

Por otro lado, tendrán que tener funciones para garantizar la protección de los datos personales. La protección de los derechos del niño será un elemento esencial de esta legislación. Por ejemplo, los fabricantes tendrán que aplicar nuevas medidas para impedir el acceso no autorizado a datos personales o su transmisión sin autorización.

A esta propuesta para aumentar la privacidad de los consumidores se suma que los dispositivos deberán incluir Los dispositivos y productos inalámbricos funciones que minimicen el riesgo de fraude al efectuar pagos electrónicos. Por ejemplo, tendrán que garantizar un mejor control de la autenticación del usuario para evitar pagos fraudulentos.

Las medidas serán aplicables a dispositivos inalámbricos como teléfonos móviles, tabletas y otros productos capaces de comunicarse por internet; juguetes y artículos de puericultura como monitores para bebés; así como una serie de artículos ponibles, como relojes inteligentes o monitores de actividad.