¿Cuáles son los principales problemas a la hora de proteger los entornos de trabajo en remoto?

  • Actualidad

Security

Un año después de que el trabajo en remoto se convirtiese en algo habitual, la mayoría de las empresas aún se enfrentan a retos básicos para proteger esta modalidad de trabajo. Aunque hay más, sus mayores preocupaciones son la filtración de datos a través de los puntos finales (68%), la conexión de los usuarios con dispositivos no gestionados (59%) y el acceso desde fuera del perímetro (56%).

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

Securizando el acceso a organizaciones en cualquier lugar Webinar

El 57% de las empresas sigue teniendo más de tres cuartas partes de sus equipos trabajando a distancia, y nueve de cada diez aseguran que probablemente mantendrán estos altos niveles de trabajo remoto en el futuro debido a los beneficios de productividad que ofrece esta modalidad. Además, el 53% afirman que están estudiando la posibilidad de convertir algunos puestos en remotos permanentemente cuando termine esta crisis, 20 puntos porcentuales más que cuando comenzó la pandemia.

A pesar de haber vivido un año completo de teletrabajo, son muchas empresas todavía se sienten abrumadas y poco preparadas para proteger a los usuarios fuera de sus instalaciones. Sus mayores preocupaciones son la filtración de datos a través de los puntos finales (68%), la conexión de los usuarios con dispositivos no gestionados (59%) y el acceso desde fuera del perímetro (56%). Les siguen el cumplimiento normativo (45%), el acceso remoto a las principales aplicaciones empresariales (42%) y la pérdida de visibilidad respecto a la actividad de los usuarios (42%).

Son conclusiones a las que llega Bitglass, en su informe sobre la seguridad de los empleados a distancia en 2021. Las conclusiones indican también que los profesionales de la seguridad reconocen que sus operaciones remotas requieren un ecosistema de TI cada vez más centrado en cloud. De hecho, el 71% coincide en que su empresa abandonará los dispositivos y las herramientas locales en favor de la nube para facilitar el trabajo a distancia.

Sin embargo, aunque las empresas utilizan diversos controles para proteger el teletrabajo, la mayoría siguen enfrentándose a los retos que conlleva el uso de herramientas anteriores que no están bien adaptadas a las empresas modernas. Por ejemplo, las restricciones de ancho de banda, que tienen enormes implicaciones para la escalabilidad de las soluciones de seguridad, son citadas como la principal barrera para la protección del trabajo remoto, por un 41 %. En parte debido a este problema, la mayoría de las empresas (55%) también han experimentado dificultades en el uso de las VPN en el último año.

"La habilitación de una fuerza de trabajo moderna requiere ecosistemas de TI más flexibles y exige una mayor dependencia de la nube, así como de las herramientas de seguridad en la nube", ha explicado Anurag Kahol, director técnico de la compañía de seguridad cloud. A su  juicio, el nuevo escenario del trabajo post-covid precisará un entorno mixto de TI y seguridad, ya que los usuarios trabajarán tanto dentro como fuera de las instalaciones de las empresas. La adopción de la nube es fundamental para que esto sea posible y debería producirse “más pronto que tarde”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos