INCIBE repasa el año tecnológico desde el punto de vista de la ciberseguridad

  • Actualidad

INCIBE 2020 - hitos ciberseguridad

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha cerrado 2020 con un repaso a los acontecimientos que han marcado la evolución de la ciberseguridad, una iniciativa que le ha servido para poner en valor algunas de las iniciativas que ha puesto en marcha a lo largo del año.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Brechas de seguridad, ¿hay opciones? Webinar

Ciberseguridad orientada al futuro Leer

INCIBE ha lanzado un boletín en el que repasa el año 2020 desde el punto de vista de la ciberseguridad. En su revisión, destaca cuestiones como los repuntes de fraudes que utilizaban como gancho el coronavirus o de los ataques del malware EMOTET, el aumento del phishing, así como algunos logros del organismo.

En este último punto destaca que ha sido nombrado CNA, es decir, CVE Numbering Authorities, alguna de las campañas de concienciación que ha puesto en marcha como #CiberCOVID o #AprendeCiberseguridad, y el lanzamiento de la línea de ayuda en ciberseguridad, 017,.

De forma pormenorizada, estos son los hechos que destaca del año:

En enero, la entidad fue designada por Mitre, ), asociación dependiente de la Agencia de Seguridad de la Ciberseguridad y de las Infraestructuras (CISA), del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, para asumir las responsabilidades de Autoridad de Numeración CVE (CNA). Por tanto, INCIBE se convirtió en punto de contacto en España para la recepción de vulnerabilidades  descubiertas en el ámbito de la Tecnología de la Información (TI), los sistemas industriales y los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT).

En febrero se produjo el lanzamiento de la línea 017 en sustitución del número 900 que estaba activo, tal y como había anunciado meses antes. A raíz de la irrupción de la pandemia, que supuso un aumento de las incidencias de seguridad, puso en marcha diversas campañas como, por ejemplo, #CiberCOVID19, que tenía como objetivo ayudar a los ciudadanos y a las empresas aportando consejos y soluciones, a través de mensajes en torno a la protección de datos, teletrabajo seguro y educación en seguridad.

También activó la campaña #AprendeCiberseguridad que, con un afán didáctico, tenía como pretensión difundir la cultura de la ciberseguridad explicando los tipos de incidentes a los que están expuestos los usuarios y ofreciendo consejos sobre cómo evitarlos o actuar ante ellos.

Los ciberdelincuentes, recuerda INCIBE en su boletín, han sabido aprovechar la irrupción de la pandemia para llevar a cabo más fraudes que utilizaban la temática como gancho. Además, medidas que se han tomado para contener el coronavirus, como el teletrabajo y, con él, un mayor uso de los sistemas de videoconferencia, han supuesto nuevos retos para la ciberseguridad.

Todo ello, junto con las idas y venidas del troyano bancario Emotet, han marcado un año complejo.

El organismo también estuvo atento a otros hechos que podían suponer un riesgo para la ciberseguridad como el fin del soporte a Internet Explorer 11 y Adobe Flash Player y, por eso, recordó a los usuarios cómo migrar su software y actualizar sus dispositivos.

Por último, destaca en su repaso la campaña de publicidad institucional llevada a cabo bajo el lema ‘Hoy es un anuncio, mañana no’, para sensibilizar y concienciar sobre los riesgos de Internet y las nuevas tecnologías, así como la importancia de llevar a cabo un uso seguro de ellas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos