Desmantelan uno de los mayores grupos de piratería online del mundo

  • Actualidad

Hacker, ciberdelincuente

Una acción coordinada por las autoridades de cerca de 20 países se ha saldado con la caída de Sparks Group, que ha causado la pérdida de decenas de millones de dólares a los estudios de producción estadounidenses. España es uno de los países donde tenían servidores alojados.

Recomendados: 

España Digital 2025 Leer 

La persistencia del ransomware Webinar

Sparks Group, una supuesta red criminal de hackers que infringen los derechos de autor, principalmente responsables de la piratería de películas y el alojamiento de contenido digital ilegal en todo el mundo, ha sido desmantelada en una acción coordinada entre las autoridades estadounidenses y sus homólogos en 18 países de todo el mundo, con el apoyo de Europol y Eurojust. Se cerraron sesenta servidores en América del Norte, Europa y Asia, y varios de los principales sospechosos fueron arrestados.

Sparks Group obtuvo DVD y discos Blu-ray de contenido inédito y comprometió las protecciones de derechos de autor al reproducir y cargar el contenido públicamente en servidores online. Se cree que el grupo de piratería, bajo investigación desde septiembre de 2016, había reproducido y difundido con éxito cientos de películas y programas de televisión antes de su fecha de lanzamiento, incluidas casi todas las películas lanzadas por los principales estudios de producción estadounidenses, provocando unas pérdidas de decenas de millones de dólares principalmente a las industrias cinematográfica y televisiva.

Haciéndose pasar por distribuidores de discos DVD y Blu-ray, los miembros del Sparks Group se comprometían ante los mayoristas a no vender el contenido antes de la fecha de lanzamiento. Una vez que recibían los productos, usaban un software especial para romper las protecciones de derechos de autor y luego reproducir y codificar el contenido en alta definición, difundiéndolo en plataformas de streaming, redes peer-to-peer y torrent desde sus plataformas.

Los servidores estaban ubicados en todo el mundo, también en España, y fueron cerrados con la ayuda de las autoridades nacionales de estos países.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos