Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo conseguir que los menores estén 'ciberseguros' en la sociedad digital

  • Actualidad

infancia

Estamos en una sociedad digitalizada de la que también son partícipes los menores, que pasan cada vez más tiempo en Internet. Esto ya sucedía antes de la pandemia pero, durante el confinamiento, el 83% de los menores utilizaron dispositivos con conexión a Internet durante más de 90 minutos al día, según Unicef. Repasamos los aspectos que hay que vigilar para garantizar su protección.

Recomendados: 

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Con el aumento del tiempo que pasan en la Red, también aumentan los riesgos a los que se exponen a causa de la despreocupación o el uso imprudente y descontrolado de la red. Las principales amenazas a las que se enfrentan los menores en internet se concentran en prácticas de ciberacoso o ciberbulling, prácticas de sextorsión, el acceso a contenido inapropiado o la revelación de información por parte de los menores, así como el online grooming o ciberembaucamiento, un delito por el cual una persona adulta contacta electrónicamente con un menor para ganarse su confianza e involucrarle en una actividad sexual.

Coincidiendo con la campaña de ‘vuelta al cole’, los expertos de Sophos Iberia han condensado en seis puntos los principales aspectos que tienen que tener en cuenta los progenitores para proteger a los niños en su vida digital:

Contraseña = protección
Es importante explicar a los menores la importancia de la privacidad y los comportamientos que deben seguir y qué deben evitar en la web, así como hacerles conscientes de los riesgos que pueden correr. Los niños y jóvenes también utilizan Internet para informarse y comprender que está ocurriendo con la crisis del coronavirus, además de para luchar contra el aburrimiento. El uso de una buena contraseña y la importancia de no repetirlas ni compartirlas, les ayudará a proteger sus movimientos en Internet 

Estar atentos a los contenidos a los que acceden
Un buen hábito es comprobar los sitios a los que acceden y el tipo de canales de entretenimiento que visitan con frecuencia. Este pequeño gesto por parte de los padres les permitirá conocer los hábitos de navegación de los niños y poder intervenir con rapidez si se encuentran con situaciones peligrosas.

Proteger los dispositivos con una herramienta de control parental
Para obtener una protección completa contra el malware avanzado, es necesario implementar una solución antivirus que vaya más allá de las opciones tradicionales. En el caso de la de este proveedor, se puede descargar de forma gratuita, cuenta con protección frente a programas espía, alertas de encendido de la webcam, además de con un filtro web para menores que permite comprobar el contenido online que pueden ver los niños. Solo es necesario seleccionar las categorías del filtro dependiendo de si se trata de un contenido solo para adultos, un contenido potencialmente inapropiado o páginas de blogs y redes sociales.

Dedicar tiempo a configurar el control parental con cuidado
Según un informe de Save the Children, el 52% de los menores no tenían restricciones para acceder a internet, y entre los que sí tenían limitaciones por parte de sus padres, estas se basaban en el límite de horas y la explicación de los riesgos. Para una conexión segura de los niños no basta con tener el Control Parental Web activado, es esencial configurar funciones específicas que ayuden a controlar lo que los menores pueden ver en internet y lo que deben evitar. Es fundamental dedicar el tiempo necesario a seleccionar las categorías de filtro apropiadas y revisar las configuraciones.

Redes sociales, si conocen los riesgos
Es importante explicar a los niños que es muy difícil eliminar algo de Internet de forma fiable una vez que se ha compartido y que por eso hay que seguir las mismas reglas que siguen en su vida cotidiana en la escuela, con la familia o con los amigos. Una forma sencilla y eficaz de enseñar a los niños y adolescentes a asumir las consecuencias de lo que comparten y comentan en Internet es hacer que lo digan en voz alta: si es algo que nunca dirían en la vida real mirando a otra persona… entonces no deberían tampoco decirlo en un contexto virtual.

Precaución si se conectan desde un dispositivo de trabajo
En ocasiones, los mayores comprarten sus dispositivos móviles (ordenadores, tablets, móviles) con los más pequeños. En estos dispositivos solemos tener guardada información sensible como contraseñas, números de tarjeta de crédito/débito e incluso tener accesible información de nuestra empresa. Es importante que los niños no puedan acceder a nuestras cuentas, realizar pagos sin consentimiento y, sobre todo, si el equipo se utiliza para trabajar, proteger estos dispositivos con sistemas de protección avanzada para empresas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos