Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estos son desafíos de ciberseguridad en el actual escenario de pandemia, según un estudio

  • Actualidad

teletrabajo movilidad

Las empresas han hecho un gran esfuerzo por dotarse de las herramientas necesarias para que su plantillas pudiesen trabajar, pero no ha sido algo sencillo y eso puede pasar una factura en ciberseguridad, en un momento en el que los ataques han aumentado un 40%. IBM X-Force ofrece las claves para no descuidar la seguridad de empleados y compañías cuando se trabaja en remoto.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Un reciente estudio de IBM X-Force ha confirmado que los tres primeros meses del año han sido devastadores para la ciberseguridad, con un aumento de los ciberataques del 40% a nivel mundial. En muchos casos, según el documento del área de seguridad de la firma, los delincuentes han aprovechado que gran parte de la población está trabajando en remoto.

Los autores explican que la situación que se está viviendo actualmente en todo el mundo provoca que las empresas se estén enfrentando a desafíos sin precedentes que, en muchos casos, pueden comprometer su seguridad. Por ejemplo, mencionan que las compañías que no teletrabajaban han tenido que centrar sus esfuerzos en movilizar a sus empleados y esto ha supuesto que bajen la guardia y hayan dejado de hacer seguimiento sobre posible actividad maliciosa, lo que ha sido aprovechado por los cibercriminales para llegar hasta sus redes corporativas, y mantenerse sigilosamente en ellas con el objetivo de perpetrar un ataque futuro. 

Aquellas organizaciones que no habían migrado a la nube tienen por delante el reto de actualizar sus soluciones de seguridad para adaptarse al teletrabajo y obtener la visibilidad que se necesita para monitorizar su red. Además, habrá empresas no tendrán herramientas de detección y respuesta para blindar los endpoints y, en otros casos, habrá falta de recursos. Por si estos retos no fuesen suficientes, lo cierto es que el teletrabajo conlleva utilizar herramientas de colaboración a las que los equipos pueden no estar acostumbrados, de forma que en algunos casos puede haber más dificultad para comunicarse e intercambiar ideas o problemas.

Seguridad en el teletrabajo
Los expertos del área de seguridad de IBM han desarrollado una serie de recomendaciones para que empleados y organizaciones puedan actuar y tomar medidas para garantizar un entorno de trabajo más seguro, también cuando se está teletrabajando. 

En el caso de los empleados que trabajan desde casa, es importante tener en cuenta detalles como tener el router actualizado con la última versión de firmware; conectarse únicamente a una red WiFi de confianza y, si es posible, a la VPN de la empresa; asegurar que el antivirus está actualizado, y contar con una autenticación multifactor siempre que sea posible, que nos permita confirmar el inicio de sesión a través de mail o mensaje de texto.

Además, si se trabaja desde un ordenador personal, es necesario que la empresa lo haya puesto a punto para poder trabajar de manera segura, y no descargar archivos corporativos sin la autorización necesaria.

A las empresas les aconsejan uilizar un endpoint seguro e implementar herramientas que lo protejan de dominios maliciosos, malware y phishing; apostar por herramientas de colaboración seguras y verificar que aquellos empleados que trabajan con sus dispositivos personales siguen las políticas de seguridad de la empresa. 

También puede ser muy útil ensayar el plan de respuesta a incidentes que tenga la empresa, y formar constantemente a los empleados para que estén familiarizados con la seguridad en el entorno de trabajo. 

Otra medida recomendable es implementar sistemas para filtrar el correo no deseado o spam que pueda poner en peligro la seguridad de la organización y los empleados.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos