Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Thoma Bravo completa la compra de Sophos por 3.900 millones de dólares

  • Actualidad

Sophos

Después de cuatro años y medio cotizando en Bolsa, Sophos vuelve a ser compañía privada en manos de Thoma Bravo, una firma de capital privado que ya cuenta con un puñado de empresas de seguridad. La adquisición se anunciaba a mediados de octubre y a primeros de diciembre los accionistas dieron el “sí, quiero”; se les recompensa con 7,40 dólares la acción en base a un precio de compra de 3.900 millones de dólares.

Fundada en 1985 por Jan Hruska y Peter Lammer, Sophos llegó al mercado como una empresa de antivirus. Su evolución, o mejor dicho, revolución, se inició hace casi una década, con la compra de Astaro. No era la primera adquisición de la compañía, que había ido reforzando su oferta de soluciones antivirus añadiendo protección antispam gracias a la compra de ActiveState, o reforzado la protección del punto final con la de Utimaco. Pero con Astaro la compañía sale de su zona de confort y se adentra en el mercado de seguridad de red, en el mundo de los UTMs. Un año después, en abril de 2012 compra Dialogs y se posiciona en el mercado de seguridad y gestión de dispositivos móviles.

A partir de ese momento le siguen Cyberoam, que refuerza la seguridad de red; Mojave Netwoks, para la seguridad del cloud; SurfRight para la seguridad endpoint bajo el nuevo concepto de EDR; Barricade, que aportaba un motor de analítica basada en conducta o Invincea, base de su motor de Deep learning para la detección de amenazas. Sólo el año pasado Sophos compraba tres empresas; Avid Secure, DarkBytes y Rook Security, reforzando aún más su propuesta de seguridad completa.

Sophos Evolved porque como dijo en su día Ricardo Maté, director general de Sophos Iberia, “el pasado es para los que no evolucionan”.

Con la compra de Thoma Bravo se inicia una nueva etapa para Sophos que Kris Hagerman, CEO de la compañía, asegura que es “nuestro próximo capítulo de crecimiento y éxito, continuando con nuestra misión de ofrecer la tecnología de ciberseguridad de próxima generación más efectiva del mundo”.

Asegura también Hagerman que la transición por la que ha pasado la compañía “para convertirnos en un líder de ciberseguridad de próxima generación continúa progresando rápidamente”, mencionando algunos resultados quizá los últimos que serán públicos: “nuestra cartera de productos de próxima generación representó más del 60% de todo nuestro negocio y creció un 44% año tras año”. Por completarlos: Sophos aumentó sus ingresos a 365,8 millones de dólares en los primeros seis meses del año fiscal 2020, que terminó el 30 de septiembre de 2019, un 4,7% más que 349,5 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.

Rosalía Arroyo

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos