Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La biometría de voz, en tiempos del teletrabajo

  • Actualidad

firma biometria voz

La biometría de voz puede ser muy útil para mantener la actividad de las empresas durante el teletrabajo. Un especialista en esta tecnología nos explica tres casos de uso durante estos días en los que muchos de nosotros trabajamos en casa: para el control horario y verificación de identidad, firmar de contratos a través del teléfono o gestionar el acceso a la información corporativa.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Los expertos de Biometric Vox sugieren tres aplicaciones de esta tecnología que pueden facilitar el teletrabajo y destacan que solo es necesario para uso un micrófono.

Uno de los usos es el control horario y verificación de identidad. Desde el pasado mes de mayo, es obligatorio para todas las empresas contar con sistemas de control horario.

Algunos sistemas, como por ejemplo el lector de tarjetas, requieren la presencia física del trabajador, por lo que no son viables para el teletrabajo, y apenas ofrece garantías en términos de verificación de identidad, ya que sólo confirma que se ha pasado la tarjeta de un empleado, pero no tiene forma de comprobar que allá sido él quién lo haya hecho, por lo que apenas ofrece garantías frente a la suplantación de identidad. En cambio, la biometría vocal puede aplicarse desde cualquier lugar y hay una correlación prácticamente inequívoca entre la voz y la identidad del empleado. Para esta cuestión, la firma española cuenta con una solución llamada CheckVox.

Otra aplicación es la firma de contratos vía telefónica, para de alta nuevos servicios, acuerdos con proveedores o partners, etc. Este tipo de actividades suelen realizarse de forma presencial, por lo que, con el teletrabajo, surgen dificultades para llevar a cabo este tipo de tareas. Para este tipo de cuestiones, también existen soluciones biométricas basadas en la voz. En el caso de esta compañía, su solución cumple con el Reglamento Europeo eIDAS y está avalada jurídicamente por el despacho de abogados Cuatrecasas.

Finalmente, una de las principales preocupaciones para las empresas con el teletrabajo reside en la gestión del acceso a la información. La movilidad de los empleados, unido al hecho de que en muchas ocasiones utilizan sus propios dispositivos, hace que los datos corporativos estén en riesgo. En este punto, Biometric Vox sugiere la biometría vocal como la alternativa perfecta a la tradicional combinación de usuario y contraseña. “Mientras que estos datos pueden ser adivinados o hackeados, la voz, al ser una característica única en cada ser humano, restringe el acceso a la información de cualquier persona que no sea el usuario real, ofreciendo así los más altos estándares de seguridad”, explican sus expertos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos