Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las cosas que nunca debemos hacer con nuestros datos en Internet

  • Actualidad

proteccion identidad 2

Las empresas deben respectar los derechos que cada ciudadano tiene sobre sus datos personales pero, como usuarios, debemos ser conscientes de cómo gestionamos nuestra privacidad online. PrivacyCloud ha reunido las cinco negligencias más comunes que se cometen con los datos cuando se navega por Internet.

También puedes leer...

Cómo evaluar las opciones de SD-WAN

La Seguridad es Infinity

Gestión de cuentas con privilegios para Dummies

Cómo combatir las amenazas cifradas

Cómo vencer al malware evasivo

Las regulaciones sobre protección de datos, que en el caso europeo es GDPR, se han encargado de limitar el tratamiento que una empresa puede hacer con los datos de los ciudadanos, pero el usuario también ha de ser responsable con ellos.

PrivacyCloud, especialista en aplicaciones de control de datos, nos da cinco claves de cosas que los usuarios no deben hacer en sus sesiones online

- Registrarse con el botón de Facebook: intentar ahorrar unos segundos en un registro puede salir muy caro, especialmente cuando accedemos a servicios no seguros o alojados en otro país. Iniciar sesión con el botón de Facebook suele implicar dar acceso a todo el contenido registrado dentro del perfil, fotos, email, localización, etc.

- No utilizar un gestor de privacidad para controlar sus datos: existen aplicaciones, como la de este proveedor, que permiten conocer de un solo vistazo qué información del usuario está expuesta y es compartida en ese preciso instante por cada plataforma instalada en su teléfono.

- Aceptar acuerdos de privacidad de forma intuitiva: resulta muy similar a los peligros que corren los usuarios al utilizar el botón de Facebook, actuar de forma intuitiva aceptando unas condiciones de privacidad tan solo por ahorrar unos segundos puede tener consecuencias desastrosas. Si una plataforma tiene un acuerdo de privacidad abusivo lo más adecuado es sopesar si dejar de utilizar ese servicio o remplazarlo por otro.

- No tener una escala de confidencialidad clara sobre sus datos: lejos de conocer qué datos sobre su vida se comparten, el usuario debe determinar la relevancia de su información personal. La preferencia por una determinada marca o servicio es información que no le importa exponer pero, la ubicación o número de teléfono, son datos más relevantes a la hora de ponerlos en manos de terceros.

- Pensar que no tiene relevancia proteger la información personal en la red: cuando navegamos, lo más valioso son los datos, no solo porque de verdad tienen un precio cuantificable sino porque el usuario expone su vida mediante ellos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos