Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo proteger los sistemas sanitarios contra ciberataques avanzados

  • Actualidad

Tecnología sanidad

Disponer de las herramientas adecuadas, reducir la complejidad de sus infraestructuras o actualizar y mantener los sistemas son algunas de las recomendaciones de Check Point para las empresas del sector sanitario, que manejan datos muy sensibles.

También puedes leer...

DNS Security for Dummies

Diez capas de seguridad para contenedores

20 Casos de uso de CASB

Los riesgos de Blockchain

Diez consejos sobre la gestión de Bots

El sector sanitario gestiona grandes cantidades de información sensible de sus pacientes, por lo que un robo de datos es muy peligroso para hospitales, centros de salud y empresas del ramo en general que en otros sectores. Según el Security Report 2018 de Check Point, sus sistemas se encuentran entre los más desprotegidos contra los ciberataques avanzados. 

Para asegurar que un ciberataque no afecte a la atención que necesitan los pacientes, el sector de la salud necesita una herramienta que no sólo identifique las amenazas avanzadas, sino que les impida entrar. “Esto solo se puede conseguir con una solución que incluya funciones de Firewall IPS, control de aplicaciones, antibot y antispam, así como tecnologías de emulación y extracción de amenazas”, explica la firma de seguridad.

Los proveedores sanitarios también deberían asegurarse de que disponen de tecnologías de detección de vulnerabilidades a nivel de CPU. Según Check Point, es la única forma de bloquear el malware diseñado para eludir las tecnologías de sandboxing habituales y mantener su seguridad frente a amenazas avanzadas como WannaCry.

Además, el sector tiene que tratar de minimizar la complejidad de sus redes y reducir las distintas versiones de software utilizadas y monitorizadas desde una única interfaz de usuario. Esto facilitaría la actualización de sus sistemas y la supervisión del panorama de amenazas, así como la aplicación oportuna de parches de seguridad.

Por último, para proteger los dispositivos de IoT, Check Point recomienda segmentarlos de manera adecuada. Esto permitiría la prevención de posibles ataques mediante la inspección en profundidad de paquetes y el filtrado de URL, por ejemplo, para mantener la integridad de los datos que contienen estos dispositivos y las operaciones que realizan.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos