Cada vez más empresas ponen a prueba sus redes con simulacros de ciberataques

  • Endpoint

ciberseguridad ataque

Realizar simulacros en un entorno controlado pero lo más real posible es un entrenamiento muy eficaz para hacer frente a posibles ataques. Al realizar este simulacro se evalúa el estado de preparación de la compañía frente a una crisis y posteriormente, se identifican brechas, debilidades y fortalezas.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

Con el impulso a la digitalización que vivimos actualmente, los ciberataques se han convertido en un problema para muchas empresas y organismos públicos de todo el mundo, que han incrementado sus presupuestos en materia de defensa. Tanto es así que el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) espera gestionar este año 260 millones de euros en ayudas para fortalecer las capacidades de ciberseguridad empresarial. Ante esta situación, cada vez son más las corporaciones que realizan simulacros de ciberataques con el objetivo de poner a prueba sus redes de seguridad en busca de posibles fallos que puedan ser una puerta abierta para los ciberdelincuentes.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los profesionales de la ciberseguridad experimentan su primer ciberataque en el trabajo, es por esto que realizar simulacros en un entorno controlado pero lo más real posible es un entrenamiento muy eficaz para hacer frente a posibles ataques. Estos ejercicios se basan en la simulación de la llegada de un archivo malicioso a los equipos de la empresa para conocer cómo responde su sistema de ciberseguridad y sus trabajadores en estas situaciones. Al realizar este simulacro se evalúa el estado de preparación de la compañía frente a una crisis de origen cibernético y posteriormente, se identifican brechas, debilidades y fortalezas. Estas pruebas mejoran la coordinación dentro de los departamentos involucrados y la concienciación entre los trabajadores para que estos sean el primer muro de contingencia.

Excem Terchnologies propone Cyber Range, o Campo de Maniobra Virtual, una plataforma de formación con la cual las organizaciones pueden capacitar y entrenar a sus empleados y clientes ante ciberataques a través de escenarios simulados. Cyber Range permite a empresas y empleados experimentar amenazas del mundo real en una plataforma mediante diferentes ejercicios y repetir la campaña tantas veces como se quiera, dentro de un ámbito controlado. Al formar activamente contra los peligros más actuales en esta materia, los empleados serán capaces de reconocerlos y anticiparse al riesgo.

Gracias al desarrollo de estos ejercicios, las organizaciones están más preparadas para combatir posibles ataques, ya que estos se utilizan como prueba de distintas técnicas y sistemas de seguridad para optimizar la coordinación entre áreas y profesionales, e incluso para desarrollar nuevos sistemas que puedan anticiparse al ataque de un ciberdelincuente para evitar perjuicios a la entidad.

“En un entorno digital que evoluciona a pasos agigantados es de vital importancia estar preparado ante cualquier imprevisto. Las empresas y organismos gubernamentales deben estar al tanto sobre cómo prevenir estos ataques y cómo gestionarlos para no sufrir las grandes consecuencias que estos incidentes acarrean. Con soluciones como Cyber Range los gobiernos y empresas pueden entrenar de manera efectiva a sus profesionales, así como probar y validar nuevas tecnologías y tácticas de ciberdefensa”, señala Ruben Vega, Cybersecurity Manager de Excem Technologies.