Existe una correlación entre el dispositivo que empleamos y la exposición a las ciberamenazas

  • Endpoint

jovenes-commit

La preferencia en el uso de dispositivos expone a los usuarios a diferentes ciberamenazas. Según un estudio de Avast, hay una mayor propensión a que los mayores, que utilizan más el ordenador personal, sean objetivo del ransomware, estafas de soporte técnico, programas espía o troyanos y botnets. En cambio, los jóvenes, que usan principalmente el móvil, son más susceptibles de ser víctimas de adware, troyanos bancarios o estafas en redes sociales.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Las generaciones más mayores y las más jóvenes son objetivo de amenazas online bien diferenciadas en función del dispositivo principal que utilizan para conectarse a Internet, según un estudio de Avast, cuyas conclusiones se extraen de una encuesta entre 16.147 usuarios online de 17 países de todo el mundo realizada con YouGov y Forsa.

La investigación corrobora que la mayoría de las personas de 55 a 64 años (42%) y de más de 65 años (63%) utilizan principalmente su ordenador de sobremesa o portátil para conectarse a Internet. Esto les hace más susceptibles de sufrir ransomware, estafas de soporte técnico, programas espía o troyanos y botnets, que pueden descargarse accidentalmente o sin ser conscientes, o a los que se accede a través de enlaces en correos electrónicos o sitios web maliciosos.

En cambio, las generaciones más jóvenes utilizan principalmente su smartphone para conectarse a Internet (18-24 años - 75%; 25-34 años - 79%; 35-44 años - 70%), lo que les convierte en claro objetivo de adware, troyanos bancarios móviles, estafas de SMS FluBot que propagan malware, y estafas en Instagram y TikTok que promueven aplicaciones de estafa de adware o fleeceware. En todos los dispositivos, tanto las generaciones más jóvenes como las más mayores son también objetivo de ataques de phishing y de estafas amorosas.

Según los datos del Avast Threat Labs, Avast bloqueó una media de más de 1,46 millones de ataques de ransomware en ordenadores de sobremesa cada mes en 2021, y entre enero y abril de este año se produjeron 5,9 millones de intentos de ataques de estafa de soporte técnico en todo el mundo.

En los dispositivos móviles, las principales amenazas del último trimestre fueron: el adware (59%), los troyanos bancarios para móviles (9,7%) y gestores de descarga (7,9%), que son aplicaciones dañinas que utilizan tácticas de ingeniería social para engañar a las víctimas para que instalen más aplicaciones maliciosas o no deseadas. FluBot también se ha extendido ampliamente en el móvil en la mayoría de los países, con una media de 35.000 ataques bloqueados al mes en todo el mundo en el tercer trimestre.

Ver vídeos, películas o series es la principal actividad en Internet para los jóvenes de 18 a 24 años (47%), mantenerse en contacto con amigos y familiares a través de servicios de mensajería y correos electrónicos lo es para los de 25 a 34 años (40%) y para los jóvenes de 35 a 44 años (44%), lo que demuestra por qué las generaciones más jóvenes son el objetivo de las estafas en Instagram y TikTok, del FluBot SMS, las estafas de phishing por correo electrónico que parecen proceder de amigos o familiares y los troyanos bancarios móviles.

En comparación, las actividades más importantes para las generaciones mayores son el contacto con amigos y familiares a través de los servicios de mensajería y el correo electrónico (55-64 años - 43%, +65 años - 43%), seguido por las bancarias y financieras (55-64 años - 40%, +65 años - 43%), y por el uso de un motor de búsqueda (55-64 años - 32%, +65 años 32%) y leer o ver noticias (55-64 años - 28%, +65 años - 39%). Esto ayuda a explicar por qué son más propensos a ser objetivo de algunas de las principales amenazas informáticas como el ransomware, las estafas de phishing por correo electrónico y los programas espía/troyanos dirigidos a sus cuentas bancarias; y los fraudes amorosos dirigidos a aquellos que buscan conocer gente nueva online, así como las estafas de soporte técnico.