La defensa contra las amenazas internas se hace cada vez más difícil

  • Endpoint

fraude estafa ciberamenaza

Las amenazas internas son un reto a largo plazo y las empresas deben estudiar detenidamente cómo evitar convertirse en la próxima víctima. En el mes de la concienciación sobre las amenazas internas, Bitglass destaca la importancia de adoptar un modelo de seguridad SASE.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Durante septiembre se celebra el mes de la concienciación sobre las amenazas internas, unas brechas de seguridad muy comunes. Una serie de encuestas han revelado que más de la mitad de las empresas han experimentado ataques internos más de 20 veces en un año.

"Las amenazas internas son un peligro importante para cualquier empresa. Tanto si se trata de una filtración de datos por parte de empleados descuidados como de piratas informáticos que usan credenciales robadas, se pueden producir daños graves antes de que la empresa se dé cuenta de lo que está ocurriendo. Por lo tanto, es crucial que los equipos de TI y de seguridad compaginen los condicionantes presupuestarios y de negocio con la necesidad de una protección integral de los datos y frente a las amenazas”, señala Anurag Kahol, CTO de Bitglass.

Lamentablemente, a medida que el ecosistema de TI evoluciona y más empresas migran a la nube, cambian al trabajo remoto y habilitan políticas de uso de dispositivos personales en el trabajo (BYOD), la defensa contra las amenazas internas se hace cada vez más difícil.

Para prosperar en los dinámicos entornos empresariales basados en la nube, las empresas necesitan hacer mucho más que simplemente confiar en sus antiguas soluciones locales si quieren mantener sus datos a salvo. En lugar de eso, deben asegurarse de que están implementando una solución de seguridad específica, que permita el acceso seguro a los servicios web y en la nube, bloquear las amenazas más frecuentes, como el malware, evitar las fugas de datos y permitir la adhesión a los marcos de cumplimiento.  Y aquí es donde entra en juego el perímetro de servicios de acceso seguro (SASE).

SASE es una plataforma integral de seguridad en la nube que posibilita esta nueva forma de trabajar. Incorpora las tecnologías de agente de acceso seguro a la nube (CASB), acceso a la red de confianza cero (ZTNA) y pasarela web segura (SWG) en una plataforma flexible diseñada para defender los datos allá donde vayan.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos