La continuidad del negocio prevaleció sobre la ciberseguridad durante la pandemia

  • Endpoint

Ciberseguridad 2020 (home)

Las organizaciones pasaron por alto las políticas corporativas, dejando a muchas expuestas a ataques por parte de actores de amenazas altamente organizados, así como otros hackers más oportunistas. El año pasado se comprometieron más registros que en los 15 años anteriores combinados.

Recomendados: 

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

Securizando el acceso a organizaciones en cualquier lugar Webinar

Varias organizaciones de alto perfil cerraron en 2020 y las organizaciones supervivientes tuvieron que implementar medidas de continuidad empresarial rápidamente en respuesta a la pandemia del COVID-19 o enfrentarse la ruina. Esto a menudo se hizo a expensas de la ciberseguridad y pasando por alto las políticas corporativas, dejando a muchos expuestos a ataques por parte de actores de amenazas altamente organizados y sofisticados, así como otros hackers más oportunistas. Así lo pone de manifiesto el informe ‘Now and Next for the cybersecurity industry’ de Canalys.

“La ciberseguridad debe encabezar los planes digitales, de lo contrario habrá una extinción masiva de organizaciones, lo que amenazará la recuperación económica posterior al COVID-19”, apunta el analista jefe de Canalys, Matthew Ball. "El lapsus en el enfoque en la ciberseguridad ya está teniendo importantes repercusiones, lo que se refleja en la escalada de la actual crisis de brechas de datos y la aceleración de los ataques de ransomware".

En el informe, Canalys señala que la inversión en ciberseguridad superó a otros segmentos de la industria de TI en 2020, con un crecimiento del 10% hasta los 53.000 millones de dólares. Sin embargo, la continuidad del negocio y la productividad de la fuerza laboral prevalecieron sobre la seguridad durante la pandemia. Las brechas de datos se intensificaron el año pasado, ya que se comprometieron más registros en solo 12 meses que en los 15 años anteriores combinados, y los ataques de ransomware surgieron con trágicas consecuencias, ya que los hospitales fueron especialmente atacados.

“Prioriza la ciberseguridad e invierte en ampliar las medidas de protección, detección y respuesta, o afronta un desastre”, advierte Ball. Esta es la cruda realidad a la que se enfrentan las organizaciones en 2021, aunque para muchos ya es demasiado tarde.