Aumenta la concienciación sobre la seguridad de las webcams

  • Endpoint

teletrabajo, empleado

A un 68% de los usuarios españoles les preocupa que alguien pueda estar observándoles a través de su cámara sin que lo sepan. Sin embargo, muchos conceden siempre permiso a los programas y las aplicaciones para acceder al micrófono o la cámara de su dispositivo.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

Durante el último año, el uso y la dependencia de las videollamadas ha provocado un espectacular crecimiento de las aplicaciones y dispositivos que las facilitan, como webcams. Dichas herramientas han sido claves en la evolución digital de los usuarios, lo que ha provocado que el 15% de los que tienen entre 25 y 34 años a nivel global permitan siempre el acceso de las aplicaciones a su micrófono y su cámara, tal y como indica una investigación de Kaspersky. Esta situación es menos corriente entre los grupos demográficos de mayor edad, ya que el 38% de los encuestados en todo el mundo de 55 o más años manifiestan que nunca permiten el acceso a su micrófono y cámara a aplicaciones y servicios.

De acuerdo con el estudio, un 15% de los internautas españoles autoriza siempre el acceso al micrófono y la cámara. No obstante, la concienciación existente sobre la seguridad de las webcams es alentadora, ya que a un 68% de los usuarios españoles les preocupa que alguien pueda estar observándoles a través de su cámara sin que lo sepan, y al 70% le inquieta que esto pueda realizarse por medio de software malicioso. Este dato pone de manifiesto que es probable que un mayor número de personas protejan proactivamente su tecnología en el futuro a medida que se van adaptando al teletrabajo y a las aplicaciones colaborativas.

La mejor manera de encontrar el equilibrio entre la seguridad y los beneficios de los nuevos canales de comunicación es considerar de manera cuidadosa las aplicaciones y programas que se utilizan y los permisos que estas solicitan. Por ejemplo, es lógico que una aplicación de videollamadas solicite permisos para la cámara, pero si una aplicación sin ningún tipo de relevancia para la comunicación solicita acceso al micrófono, es conveniente investigar y explorar los permisos.

"Sin duda, muchas personas todavía no están familiarizadas con los protocolos de seguridad relacionados con el uso de webcams y los procesos de ciberseguridad. No obstante, estamos observando una fuerte tendencia positiva de mayor concienciación sobre la seguridad online y las potenciales amenazas. Esto conduce a un comportamiento más proactivo de los consumidores, como la adopción de medidas preventivas o la comprobación de permisos antes de autorizar el acceso al vídeo y al micrófono. Asimismo, esperamos que el aumento de la concienciación en materia de ciberseguridad se vea respaldado por la formación en materia de seguridad que las empresas ofrecen a sus empleados, teniendo en cuenta el uso de dispositivos de audio y vídeo para el trabajo a distancia", explica Marina Titova, responsable de Marketing de Productos de Consumo de Kaspersky.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos