Videollamadas, sí, pero evitando los riesgos de ciberseguridad

  • Endpoint

Check Point Zoom Hacked

Check Point ha analizado los principales ciberriesgos asociados a los servicios de videollamadas, en un momento en el que son más utilizados por la gran cantidad de personas que teletrabajan. Esto ha llevado a que se hayan convertido en blanco de los ciberdelincuentes.

 

El uso de las videollamadas y la mensajería instantánea ha aumentado en los últimos meses, y lo cierto es que han sido muy útiles para que las empresas pudiesen poder seguir con su actividad habitual, mantener reuniones, compartir documentos corporativos, etc. La otra cara de la moneda es que se han convertido en objetivo de los delincuentes informáticos.

Utilizar estos programas informáticos es muy sencillo, ya que tan sólo es necesario darse de alta en el servicio con un correo electrónico y una contraseña (que por lo general suele ser sencilla de recordar y, por tanto, débil), sostiene Check Point. Y esto puede llevar a que un ciberdelincuente puede lleva a cabo ataques de fuerza bruta que pueden derivar en actividades de suplantación de identidad, espionaje y robo de información o para lanzar ciberataques contra los empleados de la empresa.

Los investigadores de la compañía de seguridad recuerdan que, al trabajar desde casa, es posible que se produzca una mayor relajación, por lo que es fundamental aumentar la precaución y mantenerse siempre alerta frente a cualquier signo que pueda mostrar que estamos siendo víctima de un ciberataque. Asimismo, recalcan que es importante tener activados sistemas de seguridad que nos permitan aumentar la protección de todos los dispositivos y documentos corporativos.

Por otra parte, aportan algunos consejos adicionales para elevar el nivel de seguridad, como utilizar siempre contraseñas para acceder a la sala virtual donde se produce la videollamada. De esta forma, cuando un usuario intenta conectarse tiene que introducir una clave y esperar a que el administrador le permita entrar. Por tanto, incluso aun teniendo la contraseña, es posible evitar que un invitado no deseado se cuele en la videollamada. Además, es fundamental contar siempre con la última versión del software disponible, ya que así los usuarios cuentan con los últimos parches de seguridad que llegan con las actualizaciones.

Todo ello no evita que haya que prestar especial atención a los enlaces que se reciban para la conexión, puesto que los cibercriminales han aprovechado la pandemia para lanzar campañas masivas de phishing utilizando dominios falsos y maliciosos relacionados con este tipo de aplicaciones. Para estar protegidos frente a este tipo de ciberamenazas, hay que tener cuidado ante cualquier mensaje o archivo adjunto enviado por un emisor desconocido, así como buscar errores ortográficos en el cuerpo de texto o en la propia URL que den indicios de que estamos ante un dominio falso.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos