El proyecto No More Ransomware ha ayudado a más de 4 millones de víctimas

  • Endpoint

ransomware

Nacida hace cuatro años, la iniciativa cuenta con 163 socios en todo el mundo. Las herramientas gratuitas ofrecidas en la plataforma permiten descifrar 140 tipos diferentes de infecciones de ransomware, lo que ha evitado tener que pagar 600 millones de dólares en rescates.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Ciber resiliencia: cómo garantizar la continuidad del negocio ante contingencias globales Leer 

A mediados de 2016, la Policía Nacional Holandesa, Europol, McAfee y Kaspersky pusieron en marcha la iniciativa No More Ransom, que proporciona recursos útiles para las víctimas del ransomware. Pues bien, el proyecto cuenta con 163 socios en todo el mundo, el portal está disponible en 36 idiomas, y es capaz de descifrar 140 tipos diferentes de infecciones de ransomware.

"El éxito de la iniciativa No More Ransom es un triunfo compartido, que no habría sido posible sin la estrecha colaboración entre las fuerzas del orden y el sector privado. Al unir nuestras fuerzas, mejoramos nuestra capacidad para hacer frente a los criminales y que les resulte más complicado atacar a las personas, las empresas y las infraestructuras críticas”, explica Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia.

Desde el lanzamiento de la iniciativa, más de 4 millones de víctimas del ransomware de 188 países han logrado descifrar sus datos a través de las herramientas gratuitas ofrecidas en la plataforma. Esto ha evitado que unos 600 millones de dólares terminen en los bolsillos de los criminales en forma de rescate. En los últimos dos años, los descifradores de Kaspersky publicados en el sitio web fueron descargados más de 216.000 veces.

Precisamente, durante la pandemia de la COVID-19, se han detectado incrementos de más de un 20% de los ataques de ransomware. Este crecimiento se debe a que se trata de prácticas fáciles de ejecutar al alcance de hackers cuya única motivación es el dinero. Roban datos que les permitan acercarse a una víctima y a partir de ahí secuestran un sistema, lo bloquean y exigen un rescate, incluso amenazando con subastar los datos. Además, la pandemia y el teletrabajo han propiciado un mayor número de ataques al multiplicar el número de individuos susceptibles de caer en este tipo de trampa.

Entre las nuevas formas de extorsión vía malware destaca la explotación de contraseñas débiles en los Protocolos de Escritorio Remoto (RDP). Por todo ello, es extremadamente importante utilizar contraseñas fuertes para las cuentas, y también se recomienda no permitir el acceso abierto a través de RDP para conexiones online y, en su lugar, utilizar una conexión a la red corporativa a través de VPN.

“El ransomware nos ha enseñado que prevenir es siempre mejor que curar. Por eso, los usuarios de Internet ante todo deben tomar medidas para no convertirse en víctimas. En el sitio web de No More Ransom se pueden encontrar numerosos consejos de prevención de gran utilidad. Pero si finalmente se convierte en víctima, es importante no pagar el rescate y denunciarlo a la policía", concluye Alfonso Ramírez.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos