La seguridad se consolida como la máxima prioridad de las organizaciones en 2023, según Red Hat

  • Actualidad

ciberseguridad 5

La novena edición del informe Global Tech Outlook confirma que la seguridad seguirá ocupando el primer puesto en la agenda de prioridades de las compañías. El 44% de los 1.700 encuestados ha incluido la inversión en esta materia entre sus tres principales áreas de financiación, por encima de la inversión en cloud, que ocupa el segundo lugar.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Administración Pública Digital: progreso y vanguardia On Demand
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

Con este informe anual, Red Hat ofrece una radiografía del estado de la transformación digital de las organizaciones sobre dónde están las organizaciones en sus iniciativas de transformación digital, las prioridades de financiación de TI y no TI, y los desafíos que están enfrentando.

Su primera conclusión es que la seguridad sigue siendo la principal prioridad de financiación de las TI en todas las regiones y en casi todos los sectores. El 44% de los encuestados la considera una de sus tres principales prioridades de financiación, 8 puntos por encima de la infraestructura en la nube, la segunda opción.

Al ser preguntados sobre qué áreas son prioritarias y, por tanto, serán objeto de financiación, los participantes citaron la seguridad de la red (40%) y la protección de la nube (38%). También mencionaron, pero en menor porcentaje, la gestión de riesgos de terceros o de la cadena de suministro (12%) y la dotación de personal de seguridad o de compliance. (13%).

La seguridad también encabezó la lista en muchas otras categorías, lo que confirma que es un área transversal. En la infraestructura cloud, la seguridad es la principal prioridad para el 42% de los encuestados. En analítica, proteger y garantizar integridad de los datos también es el principal objetivo para el 45%. Incluso la automatización de la seguridad resulta clave para un 35% de los participantes, antes que automatizar los servicios cloud (33%) o la red (30%). Además, tres de cada cuatro encuestados "aumentaron en algo" o "aumentaron significativamente" este año sus inversiones para asegurar el acceso de las aplicaciones a otras aplicaciones o fuentes de datos, o a ambas.

Cambios en las prioridades de la transformación digital
El informe subraya que, aunque no hubo muchos cambios en los procesos de digitalización en comparación con el año pasado, las dos principales prioridades de transformación digital cambiaron significativamente. En años anteriores, la innovación había sido imprescindible para la transformación, pero en 2022 la innovación no es la prioridad más importante en los esfuerzos transformadores. La seguridad ocupa la nueva posición principal, con un aumento de 3 puntos respecto al año pasado, hasta el 20%. La innovación bajó 5 puntos, y ahora el 19% la identifica como su principal prioridad para la transformación digital.

Red Hat explica este variación en la metodología empleada, ya que en las ediciones previas se permitía seleccionar varias prioridades, mientras que este año solo podía optar por una, la principal. "Teniendo en cuenta las numerosas amenazas a la seguridad y las violaciones de datos que se han producido este año, la seguridad es, naturalmente, una de las principales prioridades, y de nuevo, con razón", explia la firma. Sin embargo, los datos de la encuesta muestran un aumento en el número de empresas que se encuentran en la fase de aceleración de sus esfuerzos de transformación digital (ahora el 23%), lo que demuestra que los planes de innovación de las empresas no se han ralentizado.

La falta de talento, un problema persistente
Al igual que el año pasado, el desafío de transformación digital más común con el que las empresas están luchando es el talento y las brechas de habilidades. Con un enfoque cada vez mayor en la automatización de TI, la seguridad y la IA/ML, los líderes de TI están preocupados por un posible estancamiento de estas importantes iniciativas podría estancarse sin las habilidades y el talento adecuados.

Por eso, entre las prioridades de financiación no relacionadas con las TI, la estrategia de transformación digital (37%) y la formación de habilidades técnicas/tecnológicas (37%) tienen la misma prioridad para los líderes de TI. La formación en habilidades de personas/procesos quedó en tercer lugar (30%), con la contratación y retención de TI o desarrolladores justo detrás (28%). Todas las principales prioridades de financiación no relacionadas con las TI de este año tienen que ver con la mejora de las competencias y de las personas, lo que quizá refleja la evolución de las condiciones del mercado y la escasez de mano de obra, y empuja a las empresas a ser más creativas no solo en la definición de su estrategia y sus prioridades, sino también en la forma de contratar, retener y reciclar.