Conciliar seguridad y sociabilidad, un problema para muchos empleados

  • Actualidad

empleados productividad

El papel de los empleados en las vulneraciones de las políticas de ciberseguridad sigue sorprendiendo año tras año y en numerosas ocasiones son resultado de intentar realizar el trabajo con eficiencia. No obstante, los datos de Kaspersky indican que a muchos trabajadores les resulta difícil encontrar el equilibrio entre las normas de ciberseguridad y mantener buenas relaciones con amigos y compañeros.

  Recomendados....

» Protegiendo el perímetro. Foro IT Digital Security On demand
» Administración Digital: progreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Foro
» Digitalización y seguridad, motor de innovación del sector financiero  Informe

Según un reciente estudio de EY sobre el riesgo Humano, los empleados más jóvenes están menos preocupados por la ciberseguridad de los dispositivos de trabajo que de los personales, y tanto los pertenecientes a la Generación Z como los Milennials están más dispuestos a ignorar los protocolos de seguridad en aras de la productividad. Por ejemplo, utilizan las mismas contraseñas para las cuentas profesionales y de trabajo con más frecuencia que las generaciones mayores, ignoran las actualizaciones informáticas obligatorias y prestan menos atención a las cookies de los navegadores web. Además, solo el 35% de los encuestados admite sentirse muy preparado para evitar errores de ciberseguridad en el trabajo.

A ello se unen otras estadísticas que provee [Dis]connected, el juego móvil de Kaspersky que forma parte de la cartera de concienciación en ciberseguridad revela otro problema relacionado con la adhesión a la política de ciberseguridad corporativa. Según la firma de ciberseguridad, tras analizar 529 sesiones, a los usuarios les resulta difícil encontrar el equilibrio entre las normas de ciberseguridad y el mantenimiento de buenas relaciones con amigos y compañeros.

Gran parte de los empleados tienen problemas para conciliar la seguridad y la sociabilidad, y esto se concluye porque la puntuación media obtenida por un jugador de [Dis]connected en materia de vigilancia ascendió a 90, mientras que los participantes en el juego de empatía obtuvieron 23 puntos de media, cuando lo idóneo sería que ambas puntuaciones estuviesen más parejas, de forma que el cumplimiento de las normas encaje fácilmente con sus rutinas diarias.

Según explica Kaspersky, las decisiones que se toman en el juego relacionadas con la ciberseguridad afectan directamente a las esferas personal y corporativa de la vida de un usuario, y conducen a uno de los tres finales del juego: bueno, neutro o malo. En general, la mayoría de los jugadores (45%) terminaron con un resultado "neutral", mientras que el 42% logró alcanzar el final "bueno". Sin embargo, el 13% de los recorridos resultaron fallidos. Los mejores jugadores no sólo tienen el mejor nivel de seguridad, sino que también muestran los resultados más equilibrados en los indicadores clave del juego.