La Seguridad Social o el INE extreman las precauciones ante el aumento del riesgo de ciberataques

  • Actualidad

Preocupación Ejecutivo Miedo

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha llevado a la Unión Europea a adoptar sanciones contra el Gobierno de Vladimir Putin. Esto ha provocado que las Administraciones Públicas españolas, entre ellas la Seguridad Social o el Consejo de Seguridad Nuclear, hayan elevado el nivel de amenaza ante posibles ciberataques y estén extremando las precauciones.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

Preocupación en las Administraciones Públicas ante la posibilidad de que el conflicto entre Ucrania y Rusia se traslade al ciberespacio. Las AAPP temen que las sanciones acordadas por la Unión Europea, entre las que se encuentran la desconexión de los bancos rusos del sistema de pagos bancarios Swift, la congelación de la mitad de las reservas del Banco Central de Rusia, la prohibición a los oligarcas rusos de utilizar sus activos financieros, el cierre del espacio aéreo de numerosos países occidentales (entre ellos España) a aviones rusos o la prohibición de la emisión de noticias de medios de comunicación estatales rusos como Rusia Today o Sputnik, puedan tener respuesta de Rusia en forma de ciberataques.

Es por este motivo por el que, según publica ABC, algunas de las Administraciones Públicas españolas han comenzado a adoptar medidas para evitar ser víctima de un ciberataque. El mensaje que se está trasladando desde la Administración es que existe riesgo real de ser objetivo de un ciberataque por parte de hackers rusos y se busca que no se repitan ataques como el protagonizado por el SEPE el año pasado.

En este sentido, organismos como la Seguridad Social, el Consejo de Seguridad Nuclear o el Instituto Nacional de Estadística han instado a sus empleados para adoptar medidas adicionales como que apaguen diariamente sus equipos remotos y se realizarán actualizaciones de seguridad por la noche, entre otras medidas. En el caso del Ministerio de Presidencia, se han generado nuevas contraseñas para su personal.

La Administración Pública no es el único sector que está preocupado ante la posibilidad de que se produzcan ciberataques por parte de Rusia. La banca es otro de los sectores que teme que hackers rusos puedan acceder a datos confidenciales de sus clientes.

El Banco Central Europeo, por ejemplo, ha aumentado su nivel de alerta, y ha pedido a las entidades europeas de mayor tamaño que aumenten la seguridad de sus sistemas.

El daño que puede causar un ciberataque quedó patente en 2017, cuando WannaCry logró bloquear más de 200.000 ordenadores de más de 150 países.