Aruba apunta a la NaaS como elemento clave para la digitalización

  • Actualidad

Digital redes

Rentabilidad financiera, mejoras en seguridad o maximizar capacidades y funcionalidades de la red son algunas de las ventajas que aporta la red como servicio, o NaaS (Network-as-a-Service).

Recomendados: 

Administración pública: afrontando la década digital Evento

Los tres pilares de una Transformación Digital B2B exitosa Leer

Celebraba esta semana Aruba un encuentro online con la prensa especializada para contarnos que el futuro pasa por las redes como servicio, o Network-as-a-Service. Durante su intervención, Markus Mayrl, Portfolio Marketing Manager EMEA, aseguraba que los últimos han sido años de gran transformación pero que es un viaje “que está lejos de terminar”. Hasta ahora, decía el directivo, la transformación se ha tratado en silos, pero debe verse como una operación conjunta en la que los datos se convierten en el producto más valioso de las organizaciones; “honestamente, si no se tiene una infraestructura de datos común, no se pueden usar esos datos”, aseguraba.

Apostaba Markus Mayrl por volver a la simplicidad y a la automatización en 2022 y hablaba de un renacimiento de la red como parte de esa digitalización; “donde alguna vez se pensó en la red como transporte y conectividad, ahora es una parte integral de la transformación digital y el lugar de trabajo híbrido moderno. Si no tiene una infraestructura de red para respaldar la creciente complejidad de su arquitectura de una manera simplificada y automatizada, entonces, sinceramente, no tiene una transformación”, afirmaba, añadiendo que las reglas de cómo hacemos negocios se están reescribiendo y que “ya sea que estemos conectando iniciativas, simplificando arquitecturas o automatizando procesos, vamos a liberar los recursos de la red para cumplir con la transformación digital”. ¿Cómo? La clave está en la red como servicio, o NaaS (network-as-a-service), que la compañía considera cuanto el 50% del despliegue de red, operaciones y gestión del ciclo de vida de una empresa están a cargo de un tercero sobre la base de una suscripción.

Según datos de España extraídos de un estudio global realizado por la compañía, el 97% de las empresas españolas encuestadas integra NaaS dentro de los temas principales de discusión debido a los grandes beneficios que aporta este modelo. La rentabilidad financiera fue uno de los principales beneficios que destacaron, ya que más de tres cuartas partes (76%) de los encuestados espera que NaaS ayude a reducir los costes operativos, y el 60% considera que podría permitir un cambio de CapEx a OpEx. Las mejoras en seguridad (60%) y la posibilidad de maximizar las funcionalidades y capacidades de la red (60%) también se encuentran entre los principales beneficios destacados por los directores de tecnología de las empresas en España.

Además, más de la mitad (67%) de las empresas están de acuerdo en que tener la flexibilidad para ampliar su red en función de las necesidades del negocio es clave para su interés, y el 64% lo ve como un potencial cambio de las reglas del juego en la gestión de las actividades. Por otro lado, más de la mitad (51%) considera NaaS para ayudarles a reducir los niveles de personal de TI, aunque un mayor número cree que liberará tiempo del equipo para la innovación y las iniciativas estratégicas (63%).

Los retos del NaaS

Aunque el interés por NaaS es evidente, las compañías se enfrentan todavía a varios retos a la hora de desplegar este modelo. Estos retos incluyen el deseo de preservar la red (63%), la búsqueda del presupuesto (56%), las normas presupuestarias y los ciclos de inversión (52%), la dependencia excesiva hacia un solo proveedor de NaaS (52%), la redistribución del talento y las competencias (52%) o el tiempo que lleva la migración (50%), entre otros.