Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tus datos biométricos en un anillo, la última propuesta de Kaspersky

  • Actualidad

Anillo biometrico

La asociación entre tecnológicas y marcas reconocidas para dotar de conectividad ropa y objetos no es algo nuevo, y muchos wearables son fruto de estas alianzas. No tan habitual es un acuerdo en el que esté involucrada una firma de seguridad, pero Kaspersky ha dado el paso. Se ha asociado con un diseñador de accesorios 3D sueco para crear un anillo que contiene los datos biométricos de los usuarios y los protege.

Nuestros datos biométricos son únicos y cada vez se utilizan más en los procesos de autenticación de los usuarios, sustituyendo en muchos casos a las contraseñas. Pese a su incomodidad, hay que reconocer que, en el caso de pérdida o robo, se pueden restablecer, pero los datos biométricos, si se ven comprometidos se pierden para siempre y no se pueden restablecer.

Y en este contexto en el que surge esta iniciativa de Kaspersky, que se ha asociado con el diseñador de accesorios 3D de Estocolmo, Benjamin Waye, y la agencia creativa Archetype para crear un anillo que funciona como una extensión de la identidad digital de una persona y que está diseñado para mantener a salvo los datos biométricos únicos de los usuarios.

Kaspersky se ha asociado con el diseñador de accesorios 3D, Benjamin Waye y la agencia creativa Archetype para crear una pieza de joyería única: un anillo con un patrón de huellas dactilares artificiales válido para la autenticación.

Según la compañía, este anillo es solo una de las posibles soluciones para proteger los datos biométricos en un entorno en los que no existe una total garantía de que estos datos sean almacenados por terceros de forma responsable. Con este tipo de accesorio, las personas pueden desbloquear su teléfono y utilizar otros sistemas que requieren autenticación a través de una huella dactilar sin la preocupación de que sus datos biométricos sean robados.

A diferencia de una huella dactilar real, la artificial puede ser cambiada y reajustada. En el caso de que sus datos biométricos se filtren debido a un ataque, el anillo puede ser reemplazado por un nuevo patrón artificial, por lo que sus datos personales únicos estarán siempre seguros.

Aún así, Marco Preuss, director del equipo de Investigación y Análisis Global de Europa de Kaspersky, explica que, aunque el anillo es solo una de las posibles formas de abordar los actuales problemas de ciberseguridad relacionados con la biometría, no se trata de una solución mágica. “La solución real consistiría en crear normas y tecnologías que garanticen la protección de la identidad única de cada persona. Esta solución aún no se ha desarrollado y, para ser sincero, la situación actual en torno a la seguridad de la biometría no está donde debería. Sin embargo, con la creciente adopción de estas tecnologías, es muy importante que comencemos a hablar con los sectores competentes para desarrollar un enfoque colaborativo que garantice la protección de estos datos".

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos