Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ransomware y secuestro de redes sociales, los ataques más comunes a los ayuntamientos españoles

  • Actualidad

Ransomware

En los últimos meses los ayuntamientos de Bilbao, Valencia, Albacete, Pamplona o Jerez han sido víctimas de ciberataques y, según Check Point, es una tendencia cada vez más extendida. La compañía advierte de los riesgos a los que se enfrentan los consistorios y les recuerda que deben contar con estrategias de ciberseguridad que garanticen sus operaciones y que protejan los datos de sus ciudadanos.

Los datos de la firma de seguridad constatan que los ataques por ransomware en 2019 se han dirigido a empresas, gobiernos locales y organizaciones de atención sanitaria concretas y que el hackeo de redes sociales se ha convertido en un nuevo quebradero de cabeza para los ayuntamientos españoles.

Por eso, Check Point subraya que un ataque de este tipo puede tener importantes consecuencias. De ellas pone su atención en tres:

- Interrupción de servicios: evidentemente, una de las principales consecuencias derivadas de los ataques a los ayuntamientos, o cualquier otra institución pública, es la interrupción de la actividad diaria y desarrollo normal de las actividades. Este hecho genera que no se pueda prestar a los ciudadanos la atención y los servicios con normalidad.
- Secuestro de información: el acceso a información sensible es, sin lugar a duda, uno de los principales riesgos. De esta forma, un ciberatacante podría tener acceso a grandes cantidades de datos sensibles como nombres, direcciones e incluso datos fiscales de infinidad de ciudadanos, así como contratos, credenciales bancarias o documentos oficiales tanto del ayuntamiento como de empresas asociadas. 
- Suplantación de identidad: acceder a las credenciales de las cuentas bancarias o perfiles de redes sociales permite al cibercriminal suplantar la identidad del consistorio. De esta forma, puede engañar a otros usuarios o empresas y obtener rédito económico, reunir más información, etc.

En este contexto, el especialista en seguridad recuerda a las administraciones locales que necesitan diseñar estrategias de ciberseguridad que garanticen sus operaciones y que protejan los datos de sus ciudadanos. “Es imprescindible contar soluciones de seguridad escalables que den protección a cada vez más puntos dentro de una misma red”, señala.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos