Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los sitios de streaming ilegales, campo abonado para los hackers

  • Actualidad

streaming video

El especialista en ciberseguridad Stormshield ha alertado sobre los riesgos de ciberseguridad para los usuarios que confían en webs de streaming ilegales o no oficiales. "Los usuarios tienen 28 veces más probabilidades de infectarse con malware cuando visitan un sitio de streaming ilegal que cuando acceden a otros legales", asegura.

El consumo digital de contenidos de audio y vídeo se encuentra en plena expansión y, en torno a esta tendencia, surgen oportunidades de negocio, pero no todos los entrantes “lo hacen desde la legalidad”, advierte Stormshield. Como explica la firma, a plataformas de música como Spotify o Apple o de vídeo como Netflix o Amazon Prime Video se han sumado sitios web ilegales que permiten el acceso a los contenidos de forma gratuita, y es a estos últimos a los que hay que vigilar bajo la lente de la ciberseguridad.

Borja Pérez, country manager de la compañía para Iberia, recuerda que “acceder a sitios de streaming no oficiales puede suponer un problema más allá de una posible sanción económica”. Además, se calcula que los usuarios de Internet tienen 28 veces más probabilidades de infectarse con malware cuando visitan un sitio de streaming ilegal que cuando acceden a otros legales.

En la práctica, los sitios de streaming no oficiales suelen estar mal gestionados, convirtiéndose en el campo de juego idóneo para los hackers, que utilizan estas plataformas para infectar los ordenadores de quienes las visitan. Otro peligro procede del volumen de tráfico que generan y por el hecho de que es poco probable que las víctimas denuncien delito alguno ante las autoridades, dado que han visitado un sitio ilegal.

Potenciales peligros
Como advierte la firma, los modos en que una estación de trabajo puede resultar infectada son diversos. Un “clic” sobre un anuncio fraudulento y malicioso, la descarga de una aplicación de visualización gratuita o el aprovechamiento de una vulnerabilidad de un reproductor flash o de un navegador, pueden ser fatales.

Asimismo, quien visite una plataforma no oficial puede acabar “visualizando” tipos comunes de malware como ransomware, criptomineros, adware y otros troyanos. Un estudio reciente desveló la existencia de 9.986 tipos diferentes de malware en los episodios de Juego de Tronos descargados ilegalmente en 2018.

También recuerda que existe una delgada línea entre la transmisión por secuencias y la descarga. Algunas aplicaciones de streaming permiten descargar el contenido directamente en el ordenador o a través de un programa. Sin embargo, los archivos en cuestión pueden contener programas maliciosos o virus.

En el terreno corporativo también acechan los riesgos, debido a la puesta en marcha de políticas (BYOD, Bring Your Own Device) o la utilización de ordenadores de empresa para uso personal crecen a diario.

Sus consejos para evitarlos son informar y sensibilizar a los usuarios, mejorar la protección de las estaciones de trabajo corporativas para mantener a salvo los endpoints y preservar la red, instalando una solución UTM (Unified Threat Management) con función de filtrado URL para bloquear los sitios de streaming ilegal mediante la clasificación dinámica en cloud.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos